Crédito: AFP
¿Se acabó el talento en Chile?

¿Se acabó el talento en Chile?

Se avecina un nuevo partido de la Roja. El campeón de América saldrá a defender su renovado prestigio mientras, en paralelo, busca recambio. 

El ejercicio de sumar extranjeros a la selección chilena es viejo, aunque esta vez la búsqueda es sanguínea, y los radares abarcan todo el mundo.

"¿Será que se agotó el talento en Chile? ¿Es tan malo el nivel para ir por parentezcos rebuscados a otros países?"

La historia de los futbolistas nacionalizados  ha sido tan corta como irrelevante en la Roja. El más regular fue el central argentino Rodolfo Almeyda, en la década del 50, el único que superó los 10 partidos jugados (22). 

Recuerdo la altísima expectativa por Oscar Fabbiani a fines de los ’70. Goleador excepcional en nuestro campeonato, nunca pudo cumplir en el equipo de todos. Sus sucesores tampoco brillaron: Sergio Vargas (2001), por ejemplo, llegó a la selección en su ocaso. De los últimos, Gustavo Canales (2011) pasó casi inadvertido, y Pablo Hernández (2014) se taimó antes de disputar siquiera la titularidad. Hoy aplaudimos a Miiko Albornoz, pero seamos sinceros: el zaguero del Hannover 96 sigue siendo suplente, y cuando fue titular no convenció. 

Pese a los antecedentes, Jorge Sampaoli sigue hurgando afuera. Mauro Zárate, Francisco Rodríguez, Matías Catalán, Leonardo Gil, entre otros, aparecieron en su órbita. Para el DT, la liga chilena es mala. Con esa evaluación, queda claro que los jugadores de casa tampoco le seducen

Lo preocupante es que la búsqueda en el exterior envolvió a las selecciones menores. Ya vimos en la Sub 20 a Luciano Cabral, de escaso aporte en la Rojita de Hugo Tocalli, y a Lawrence Vigouroux, quien casi no jugó en el Chile de Mario Salas. 

¿Será que se agotó el talento en Chile? ¿Es tan malo el nivel para ir por parentezcos rebuscados a otros países?

Confieso que me encantaría defender a los emergentes jugadores locales, pero al ver detalles de la actual competencia juvenil, es evidente que la exigencia va a la baja. Cobreloa, por ejemplo, acaba de ganarle a Mejillones 11 a 0 en Sub 19. Por la misma serie, Unión Española superó a San Antonio 16 a 0. En Sub 17 Palestino viene de hacerle 9 a 0 al SAU, mientras Puerto Montt anotó un contundente 10 a 2 sobre Lota. Así, pareciera que los criterios de participación son actualmente más geográficos que cualitativos

A nivel de selecciones, la Sub 20 celebró en L'Alcudia con un entrenador que jamás fue presentado. Nicolás Córdova asumió en silencio, otra señal de lo desjerarquizada que está esa selección. La Sub 17, por su parte, no declara  pretensiones de alto protagonismo en el Mundial de octubre. Ni en el discurso ni en su fútbol. De hecho el equipo de Ponce sólo jugará la Copa porque es local.

"Me niego a creer que en nuestras canchas falten talentos, aunque la realidad obligue a sospecharlo"

Lo triste es que nadie salta a defender al talento local, al producto criollo, a ese que se forma en los barrios y sigue creciendo en los clubes. Hasta Fernando Felicevich, el agente más poderoso de nuestro medio, llevó su carpeta otros deportes como el tenis o el atletismo. Isidora Jiménez y Nicolás Jarry son sus últimos representados. 

Quiero creer que la búsqueda interna es la mala, que los dirigentes no invierten en la formación, que los técnicos no planifican ni seleccionan adecuadamente. Quiero creer que se busca afuera por moda, porque es cool. Me niego a creer que en nuestras canchas falten talentos, aunque la realidad obligue a sospecharlo


Lo más visto en T13