8 consejos para comprar automóviles usados

(Foto: Agencia Uno) Menor precio y menor gasto en papeleo son algunas de las razones por las cuales hay personas que prefieren comprar un automóvil usado antes que uno nuevo. Aunque en los últimos años la venta de vehículos nuevos ha crecido de la mano de las buenas cifras económicas del país, la industria espera que este año registren una caída.

8 consejos para comprar automóviles usados

Según datos de la Cámara Nacional de Comercio Automotriz de Chile (Cavem), hasta ahora el crecimiento de los automóviles nuevos se ha mantenido en los primeros meses de 2014, lo que cambiaría hacia final de año.

Así lo prevé el presidente de la asociación gremial, Carlos Dumay, quien detalla que las ventas de autos usados subirían este año a una cifra más cercana a los 800 mil, desde los 765 mil registradas en 2013. En tanto, la venta de nuevos caería a un rango de 340 mil, desde los casi 380 mil del año pasado.

"Hay una relación lineal muy alta entre cuánto crece la economía y cuántos autos se venden", dice Guillermo Armelini, investigador del ESE Business School de la Universidad de Los Andes, quien resalta que no sólo las señales de la economía impactarán en la caída de los autos nuevos, sino también el alza del tipo de cambio, lo que impulsará las ventas autos usados y de marcas asiáticas que son más económicas.

Para Cristóbal de Solminihac, socio de Autofact –una plataforma que reúne información de distintas instituciones y elabora un informe completo sobre un automóvil usado– todo esto hace que "la gente esté más dispuesta a comprarse un auto de menor valor". Y agrega que "el auto usado que tú puedes obtener por un monto es mejor, en términos de calidad, a un auto nuevo que puedes obtener por eso monto".

No obstante, asegura que siempre hay algo de temor porque esta industria "no se ha caracterizado por la transparencia y por su acceso a la información". Aquí un listado de 8 consejos para obtener la información necesaria de un vehículo usado antes de comprarlo.

1. Comercio formal

Carabineros y el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) recomiendan siempre comprar en comercios establecidos, donde certifiquen la procedencia del vehículo. Según De Solminihac, "en algunos casos las compra-ventas efectivamente se preocupan de los antecedentes del auto y en otros no. Siempre da mayor seguridad comprar un auto usado en una concesionaria oficial, que se preocupan un poco más y te dan más garantías".

2. Que el dueño sea el dueño

Si decide comprarle a un particular debe comprobar el domicilio de éste y asegurarse que el vendedor sea el dueño del vehículo. Para ello, puede solicitar un certificado de Anotaciones Vigentes de Vehículos Motorizados en el Registro Civil. El documento tiene un costo de $840 y puede solicitarlo en cualquier oficina del organismo o en el sitio web si ha solicitado una clave de acceso.
Este certificado permite acceder a datos que identifican el vehículo, como nombre y rut del actual y los anteriores dueños, las limitaciones al dominio actualmente vigentes, y otras anotaciones a la inscripción.

3. Desconfíe de ofertas muy convenientes

Según Carabineros se debe desconfiar de ofertas muy convenientes porque podría tratarse de un automóvil robado. Compare el valor de otros autos equivalentes en cuanto a marca, modelo, antigüedad y estado.    Puede consultar si un vehículo tiene encargo por robo ingresando la patente en el sitio web especial que Carabineros tiene habilitado para ello. Cualquier duda puede llamar a la Sección de Encargos y Búsqueda de vehículos a los teléfonos 2922 1021-1019 o ir hasta sus dependencias en Escanilla 560, Independencia.

4. Compruebe la información

Carabineros también informa que se debe revisar que ambas placas patentes sean originales, que los números del motor y chasis del vehículo sean originales y correspondan a la documentación. Asimismo, se debe comprobar que los sellos -como catalíticos o revisión técnica- correspondan a la patente y vehículo que va a comprar.

5. Multas no pagadas

En cualquier oficina del Registro Civil o en el sitio web del servicio (si cuenta con la clave) puede adquirir un certificado de Anotaciones de Multas de Tránsito no Pagada, que tiene un costo de $770. Este documento acredita si se registran multas o infracciones de tránsito impagas. El servicio también cuenta con un registro en línea. Ambos informan las infracciones empadronadas, es decir, aquellas que se cursan cuando el conductor no está presente -por ejemplo cuando está mal estacionado-, o cuando el vehículo está en movimiento -como al transitar por una vía concesionada sin tener el TAG-.

6. Multas posteriores

Según el sitio web del Registro Civil es posible que, al adquirir el vehículo, no existan multas vigentes, pero meses más tarde éstas aparezcan con fecha de infracción anterior a la de la compra. En ese caso, el nuevo dueño puede acudir al Juzgado de Policía Local que impuso la multa para solicitar se le absuelva del pago y sostiene que en la mayoría de los casos el magistrado accede a la petición.
"La gente se siente tranquila al comprar un certificado del Registro Civil que dice que el auto viene sin multas. Pero no sabe que los procesos de las multas culminan en el Registro Civil, pero antes tienen todo un proceso. Entonces si tú no investigas bien ese proceso puedes comprar un auto que venga con muchas multas en el camino", explica De Solminihac. Por ello, recalca que en el informe que elabora Autofact se entrega un "resumen de cuánto podría llegar a ser la deuda del auto que estás comprando. Esto permite evitarte la gran mayoría de los problemas", advierte.

7. Chequear el kilometraje

El registro del kilometraje es un elemento muy importante a la hora de comprar un automóvil usado porque éste muestra el uso del vehículo. Según Autofact, un cálculo simple es considerar el año de fabricación del auto y sumarle unos 10.000 kilómetros por año de vida. Si la cifra que da el vendedor está debajo del cálculo se podría estar frente a un engaño, considerando que el uso promedio de automóviles en el país es de 20.000 kilómetros al año.
De acuerdo a De Solminihac, modificar el odómetro -que es el instrumento que mide la distancia recorrida- es "una de las malas prácticas que todavía sigue ocurriendo en la industria de los autos usados" y detalla que "a un auto con 150.000 kilómetros, lo pueden dejar con 60.000 kilómetros y se puede cobrar hasta $400.000 más como precio de venta". En Autofact cuentan con registros provenientes de lugares como plantas de revisión técnica, que se van actualizando constantemente, y que permiten obtener un registro de kilometraje.

8. Informes específicos

Parte de la información importante que se debe considerar se puede adquirir ingresando a servicios como el Registro Civil, sin embargo, si por falta de tiempo o de desconocimiento no puede hacerlo puede recurrir a servicios como el que ofrece Autofact. Sólo debe ir al sitio web ingresar la patente del vehículo, sus datos y el correo al que desea le envíen la información, y pagar un monto de $4.990. Tras esto a los pocos minutos recibirá un informe que incluye: denuncias autopistas, multas, encargos por robo, número de propietarios, registro de kilometrajes, revisión de prendas, número de propietarios, revisión de vehículos de transporte e historial revisiones técnicas.
De Solminihac resalta que el informe incluye información que está disponible, así como otros datos que se consiguen solicitando a diversas instituciones, además de conclusiones elaboradas por ello, a las que han llegado después de analizar diversos tipos de vehículos, como por ejemplo, el tiempo que se demora en vender un determinado automóvil.
Según Autofact, entre los informes que han elaborado hay un camión que tiene más de 1.000 pases no pagados según WEB autopistas: "En conjunto con sus otras infracciones este camión puede tener problemas por más de $100.000.000", detallan. Hay otro de un vehículo Volskwagen Gol del 2000 que tiene más de 550 denuncias de Autopistas al Ministerio de Obras Públicas: "Estos problemas podrían transformarse en un monto de más de $35.000.000".

Lo más visto en T13