El martes se produciría primer 'cara a cara' de Hugo Bravo con Délano y Lavín

El 13 de enero comienza el juicio por la demanda laboral del ex ejecutivo contra los controladores de Penta.

Crédito: UPI
El martes se produciría primer cara a cara de Hugo Bravo con Délano y Lavín

Este martes, se produciría el primer cara a cara entre el ex ejecutivo de Penta, Hugo Bravo, y los controladores del grupo, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, cuando se inicie el juicio por la demanda laboral que interpuso Bravo contra los dueños del holding.

“Serían dos días, en un juicio largo de dos audiencias”, sostiene Anderson Weldt, abogado de Bravo en la demanda laboral que se lleva a cabo en el Segundo Juzgado Laboral de Santiago. Weldt dice que las razones de la extensión del juicio son “muchos documentos, testigos y declaraciones de peritos”.

El encuentro se produciría luego de que ayer, la Fiscalía de Delitos de Alta Complejidad solicitó audiencia para formalizar a Délano y Lavín por delitos tributarios y soborno.

En su declaración posterior a la acción de la Fiscalía, el abogado Julián López, a nombre de los controladores de Penta, atribuyó los delitos imputados a la "falta de control interno" en directa alusión al accionar de Bravo, quien no fue incluído en la lista de personeros que serán formalizados por el Ministerio Público.

La declaración de López, va en la línea de lo que ha sido la defensa de los controladores de Penta quienes han apuntado a Bravo en la arista política, como el responsable de los delitos que se les atribuyen. En efecto, los controladores habrían sostenido en su declaración, que Bravo fue quien gestionó directamente dineros a algunos políticos, entre ellos, el senador de la UDI por Los Lagos, Iván Moreira.

Aunque Weldt aclara que se informa poco respecto del juicio de la arista política del caso Penta, sostiene que “Lavín y Délano dijeron que toda la culpa la tenía Don Hugo y negaron todo en un comienzo”. Además, el abogado indica que los cargos por los que se les formalizará son graves e incluso “pueden perder el banco y la corredora”.

A su juicio, en la arista política, Hugo Bravo está siendo "el chivo expiatorio" de Délano y Lavín. Ese argumento, dice el abogado del ex ejecutivo, es uno de los pilares en los que se sostiene la demanda laboral de Bravo contra los propietarios de Penta.

Ausencia de Délano y Lavín

En el juicio por la demanda laboral interpuesta por Bravo contra Délano y Lavín por US$ 2.300 millones, cabe la posibilidad de que los controladores de Penta no aparezcan en el juzgado.

Sobre la presencia de los dueños del holding en este juicio, Weldt dice que “deberían ir porque están citados a una prueba, a una ‘absolución de posiciones’”.

Sin embargo, el abogado explica que “podrían faltar a la audiencia, pero eso va a tener consecuencias si los abogados no dan excusas razonables”, sostiene Weldt, quien explica que dichas consecuencias podrían ser, por ejemplo, que cualquier cosa que se presente en el juicio, se dará como aceptada por los dueños de Penta.

Uno de los motivos por los que Weldt cree que Délano y Lavín podrían ausentarse del juicio que se inicia el martes, es "para no exponerse".

El abogado adelanta que en el juicio que se iniciará el martes "van a aparecer cosas que nadie espera", y cree que el hecho de que Bravo no haya sido incluído en la lista de formalizados dada a conocer ayer por la Fiscalía, es un espaldarazo a la posición del ex ejecutivo. "Demuestra, a través de otras vías, que lo que decíamos nosotros era cierto”, dice Weldt.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13