Acusaciones cruzadas y retiro de proyectos marcan polémica licitación de casino en Chillán

(Foto: Agencia Uno)Mientras las autoridades locales cuestionan la poca injerencia en el proceso de elección, las empresas postulantes critican las votaciones. Los chillanejos en tanto, en su mayoría desconocen cuáles son las propuestas para el casino de su ciudad.

Acusaciones cruzadas y retiro de proyectos marcan polémica licitación de casino en Chillán

 

Por Manuel Saavedra

Ciento cincuenta puntos a cada uno de los tres proyectos en disputa (pertenecientes a las empresas Boldt, Marina del Sol y Dreams), entregó ayer el concejo municipal de Chillán en la votación contemplada en el proceso de licitación del casino de Chillán abierto por la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ).

Dicha votación significa el 7% del total de 2.000 puntos que deben ser asignados en el proceso de licitación, los que completan los 1.300 puntos que entrega la SCJ, los 300 del Core, 150 puntos del Concejo Municipal, 100 puntos del Ministerio del Interior y 150 puntos del Sernatur.

Al mediodía de ayer, sin embargo, ya eran sólo dos las propuestas en competencia, pues la empresa Dreams anunció a través de un comunicado público la decisión de retirar su postulación, acusando una serie de irregularidades en el proceso, siendo una de las más importantes la votación anterior, que el martes realizó el Consejo Regional (Core) del Biobío.

En dicha resolución, el Core, tenía un rango para otorgar entre 0 y 300 puntos a las empresas y su evaluación debía apuntar dependiendo de la comuna en la que se emplazara el proyecto. En este caso, como la totalidad de propuestas se ubicaba en Chillán, se esperaba que cada unas de las empresas interesadas recibiera el mismo número de puntos.

Sin embargo, en un golpe a los pronósticos, el Consejo Regional votó a favor de Marina del Sol (entregándoles los 300 puntos con 27 votos favorables y 1 inhabilitación), mientras desestimó al grupo Boldt (23 votos desfavorables, 3 votos a favor y 1 abstención) y a Dreams (25 votos desfavorables, 1 favorable y 1 inhabilitación). Varios de los Cores además, expresaron sus opiniones respecto de cada empresa antes de votar por ellas, situación que no está permitida.

Fue tras esa decisión que Dreams señaló que "hemos optado por declinar nuestra postulación. Hemos sido objeto de una vulneración de nuestros derechos en el Consejo Regional, quien ha actuado de forma parcial, dañando así nuestra legitimidad. Seguir en el proceso significa consentir esta decisión, a lo que no estamos dispuestos”.

Por su parte, el grupo Boldt también se mostró molesto por la votación, que calificó como “arbitraria en favor de una empresa local” y como una “decisión no fundamentada e inexplicable”. De todas formas, se cree que la SCJ ordenará repetir la votación de los CORE.

El proceso y las propuestas iniciales

A principios de año, la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ) inició un proceso para otorgar una licencia de casino en Chillán, la que era disputada por tres empresas: Dreams (grupo Fischer), Marina del Sol (familia Imschenetzky), y el consorcio argentino español Boldt-Peralada.

El retirado proyecto de Dreams significaba una inversión de 87,3 millones de dólares, que pretendía generar 705 empleos. Además incorporaría una galería comercial y restoranes. Estaría ubicado en Av. Brasil con Cocharcas, a un costado de la Universidad del Bio Bio, en el centro de la ciudad. El que se consideraba su punto en contra, era el vecinos del sector aseguraran que en las cercanías hay poblaciones de bajos recursos, delincuencia y narcotráfico.

El proyecto que triunfó en el Core, de Marina del Sol, corresponde a una inversión de US$ 56,3 millones, pretende crear 575 empleos y estaría emplazado en Panamericana Norte a 6 km del centro de la ciudad. El de Boldt-Peralada en tanto, requiere una inversión de $54,1 millones de dólares y debería 346 puestos de trabajo. Se ubicaría en la Panamericana Norte a 4 km del centro de Chillán.

Chillanejos acusan desconocimiento

Una encuesta realizada por la Universidad de Concepción el 24 y 25 de junio arrojó que un 66 % de los chillanejos sabe que se construirá un casino, sin embargo un 79,2 % reconoce no tener información alguna de los postulantes ni sus proyectos.

Según organizaciones gremiales y juntas de vecinos locales, no existió una socialización adecuada de las propuestas.

El Diario la Discusión denuncia que el 24 de abril la SCJ ordenó a los postulantes a abstenerse de hacer publicidad en los medios de comunicación y dar declaraciones a la prensa, así como también que el Municipio no estaría considerando las dudas ciudadanas sobre el proyecto. “El proceso ha estado marcado por un secretismo incomprensible”, acusa el medio en su columna editorial del 29 de junio.

Previo a esto sí hubo intentos de hacer públicas las propuestas, o más bien las marcas detrás de ellas. Dreams y Marina del Sol hicieron gastos publicitarios y de campaña, lo que se tradujo en que el primero de ellos publicara en La Discusión del 13 de abril pasado un aviso en que se leía “Chillán sueña en grande”.

Una semana después Marina del Sol contestaría en el mismo medio con una publicidad que aludía directamente a la de Dreams: “Deja de soñar” decía el slogan.

La votación del Concejo Municipal

La segunda parte de las votaciones se vivió este jueves 3, cuando los concejales de Chillán –aún sabiendo de la renuncia de Dreams- decidieron otorgarle el puntaje máximo a las tres propuestas (150 puntos), aunque sólo en el caso de Marina del Sol la decisión fue unánime.

En esta instancia, los ediles criticaron a la SCJ señalando que el puntaje que otorgan las autoridades locales es mínimo y poco determinante del resultado final.

El Consejo Resolutivo de la SCJ definirá al ganador a más tardar el 31 de agosto, cuando venza el plazo para votar la licitación.

Lo más visto en T13