Adimark: Aprobación de Eyzaguirre marca nivel similar al de sus antecesores al salir del cargo

(Foto: A.Uno) Según la revisión histórica de la encuesta, los momentos en que los ministros registraban sus peores cifras, se produjo el cambio. La evaluación de agosto de Eyzaguirre y la progresión desde marzo es cercana a la de sus predecesores.

Adimark: Aprobación de Eyzaguirre marca nivel similar al de sus antecesores al salir del cargo

 

 

Luego de que esta mañana se dieran a conocer los resultados de la última encuesta Adimark correspondiente a agosto, medición que no sólo significó cifras a la baja para el gobierno y su equipo, el Congreso y las coaliciones políticas, el resultado del ministro de Educación Nicolás Eyzaguirre, fue objeto de mención especial del sondeo.

El titular es el más conocido de todo el gabinete. Sin embargo, es el peor evaluado del equipo de gobierno, marcando a los seis primeros meses de gestión 30 puntos menos que los obtenidos al debutar el segundo mandato de Bachelet.


EL PESO DE EDUCACIÓN


 

En medio del escenario de las movilizaciones de 2011, cuando los estudiantes se organizaron y comenzaron a protagonizar masivas marchas encabezadas por los futuros diputados de la bancada estudiantil, Joaquín Lavín - entonces, ministro del área-, ostentaba cifras altas de aprobación.

Sin ir más lejos, el ex presidencial de la Alianza comenzó el gobierno de Piñera con un 78% de respaldo. Sin embargo, con el aumento a las demandas del movimiento estudiantil y la mayor identificación de la ciudadanía con estas peticiones, la adhesión a Lavín se desplomó. Al llegar a 46%, se produjo el recambio con el entonces titular de Justicia, Felipe Bulnes. 

A contar de ese momento, Educación se convirtió en una cartera blanco de las críticas, lo que valió que incluso la ex ministra del Sernam, Carolina Schmidt - quien junto a Golborne encabezó la lista de los ministros mejor evaluados en reiteradas ocasiones- sufrió el efecto de cambiar de área de trabajo, al asumir luego de la salida de Harald Beyer. 

Con el resultado de hoy, Eyzaguirre comparte unas cifras semejantes a las ostentadas por sus predecesores, al momento de dejar el cargo: altos índices de rechazo - en torno al 50% o más- y tasas cada vez menores de aprobación. 


LAS CIFRAS QUE MARCAN LAS LLEGADAS Y SALIDAS DE LOS MINISTROS


 

Lo más visto en T13