Advierten complejo panorama hídrico en Región Metropolitana: sequías se duplicarán en 30 años más

(Foto: A.Uno) Expertos de la Fundación española Aquae junto a la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile y la Universidad Federico Santa María, revelaron a través de un estudio que la estadística histórica muestra que los fenómenos de sequía y alta turbidez son cíclicos y forman parte de la condición hidrometeorológica de la cuenca.

Advierten complejo panorama hídrico en Región Metropolitana: sequías se duplicarán en 30 años más
 
Por Catalina Rojas

La cuenca de la Región Metropolitana, estaría viéndose afectada por una tendencia a la disminución paulatina de las precipitaciones, panorama que afecta enormemente a los ríos y quebradas en la zona centro del país.

En medio de un escenario en que Chile ha manifestado internacionalmente la relevancia de tratar temas en materia de Cambio Climático, un grupo de expertos reunidos en la Fundación española Aquae, con sede en Barcelona, la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile y la Universidad Federico Santa María, dieron a conocer los resultados del “Estudio Global” denominado: “Determinación de Posibles Impactos en la Gestión de los Abastecimientos Humanos de Agua Situados en la Zona Metropolitana de Chile, Provocados por Fenómenos Asociados a Cambio Climático”.

El informe al cual accedió T13.Cl, revela que respecto a las sequías,las estimaciones de futuro en el contexto de cambio climático son complejas, dado que pueden llegar a duplicarse en los próximos 30 años.

“Basándose en los resultados de los estudios meteorológicos y geológicos realizados, tanto los fenómenos de alta turbidez y sequía como la menor oferta hídrica tienen impactos directos en la gestión del abastecimiento humano y en la población de la Región Metropolitana de Chile”, aclaran.

Los especialistas concluyen que respecto a impactos en la gestión de los servicios sanitarios que lleva a cabo Aguas Andinas, dichos impactos podrían resumirse en la disminución de caudales, relacionadas a la adquisición de derechos de aprovechamiento, utilización de fuentes de agua alternativas, económico (inversión y mayores costes operativos), conflictos por el uso, eventual racionamiento e impacto en la imagen corporativa.

El estudio también advierte que “la existencia de eventos de remociones en masa de tipo flujo de detritos en la zona precordillerana y cordillerana de la Zona Central de Chile es frecuente y ha generado a lo largo del tiempo diversos impactos sobre la infraestructura del sector, particularmente en las instalaciones de captación de la empresa sanitaria Aguas Andinas”, estiman.

“Estos eventos son desencadenados en su mayoría por precipitaciones intensas en corto tiempo asociadas a tormentas convectivas- en la parte alta de la cuenca, las cuales saturan el material disponible, aumentan la presión de poros y reducen la resistencia de corte”, aclaran.

ESTRATEGIAS

Los expertos recomiendan que deben gestionarse medidas de mitigación para adaptar y gestionar riesgos que permitan minimizar los posibles impactos asociados al cambio climático sobre el abastecimiento de agua para consumo humano en el Gran Santiago.

Dentro de este enfoque se destacan el incremento del uso de recursos hídricos alternativos, mejorando la gestión de los acuíferos, introduciendo prácticas como recarga de acuíferos y aprovechando la alta cobertura de tratamiento de agua residual a través de su reutilización.

También, dotar de eficiencia al uso de recursos hídricos, implementando actuaciones tendentes a la reducción de pérdidas incorporando técnicas y estándares mundiales en relación con la gestión de pérdidas en las redes de abastecimiento.

A su vez, proponen llevar a cabo obras de interconexión y conducción de agua limpia, destinadas a garantizar la operación de acueductos a su máxima capacidad que alimentan las plantas potabilizadoras y a potenciar la multiplicidad de puntos de captación para garantizar un volumen de agua en condiciones adecuadas para ser tratadas.

Por otro lado, incrementar la capacidad de regulación de agua potable en los sistemas de abastecimiento, como forma de generar una holgura que permita llevar a cabo las acciones adecuadas para garantizar un suministro continuo.

Lo más visto en T13