Alianza critica debate por nueva Constitución: “Es un verdadero disparate político”

Desde la UDI y RN expresaron desconcierto tras el anuncio del gobierno de que en 2015 se iniciará el proceso de una nueva Constitución política.

Alianza critica debate por nueva Constitución: “Es un verdadero disparate político”

Este martes, el senador Hernán Larraín (UDI) se refirió al debate por una nueva Constitución calificando la idea como “un verdadero disparate político”.

“Pensamos que con la institucionalidad del país no se juega. No se puede estar anunciando en forma sistemática el cambio de las principales reglas del juego, porque eso genera inestabilidad institucional, incertidumbre política y por cierto, se afecta la gobernalidad del país”, afirmó Larraín.

Asimismo, el parlamentario aseguró que la UDI tiene la voluntad para trabajar en reformas constitucionales, aunque no en un proceso que cambie toda la Constitución, y criticó que “el gobierno no ha tenido los pantalones” para definir si va a existir una Asamblea Constituyente u otro método.

El senador agregó también que “en Chile queremos trabajar con sentido común y no prisioneros de talibanes ideológicos que están arrastrando un gobierno hacia un destino francamente disparatado”.

Desde Renovación Nacional en tanto, su presidente, el diputado Cristián Monckeberg, señaló que “este ha sido un año perdido para el país producto de la conducción de este Gobierno. Lo vimos en la ausencia de la Presidenta de la República en el cónclave, que según ellos mismos, era la más importante para la conducción y la marcha del país”.

En esa línea, Monckeberg se sumó a las críticas de Larraín, aunque no descartó la posibilidad de diálogo para llegar a un acuerdo en este debate.

“Desconocemos con que locura nos va a salir el Gobierno y la lógica que hoy día está presente en el debate constitucional al interior de la Nueva Mayoría. En ese sentido, si vemos que no hay orden interno y siguen los tironeos, ni siquiera nos sentaremos en una mesa, mientras el Gobierno no lo tenga resuelto”, sostuvo el timonel de RN.

Proceso gradual y de acuerdos

El Jorge Pizarro (DC) intentó calmar las aguas al declarar que “era mejor dejarlo para el otro año (2016) porque el próximo año es decisivo para el tema de la reforma (educacional)".

"La nueva constitución no tiene por qué ser de golpe, puede ser gradual. Esto es sólo una alternativa, aquí no hay nada cerrado", añadió el legislador.

En ese sentido, el senador y presidente de la DC, Ignacio Walker, explicó los seis puntos que propuso para reformar la Constitución. “Se trata del fin al binominal, el fin de las leyes orgánicas constitucionales, el fin del control preventivo del Tribunal Constitucional (TC) frente a estas mismas leyes, el fortalecimiento de los estatutos de bienes públicos, lograr un mayor equilibrio entre los poderes Ejecutivo y Legislativo y avanzar en la descentralización”.

"Lo primero es definir ciertos contenidos para ver en que estamos de acuerdo y en que estamos en desacuerdo, y ahí habrá que fijar un procedimiento que nos permita zanjar este tema", sostuvo Walker.

Igualmente, el senador afirmó que “podemos llegar a un acuerdo, tenemos que tener un acuerdo y ese acuerdo forjado en una sede institucional, que debe ser el Parlamento, y se tiene que plebiscitar. Eso hicimos el 89".

Lo más visto en T13