Alianza pide al gobierno frenar reforma educacional y hacer cambios radicales a la propuesta

(Foto: A. UNO) Los parlamentarios del sector aseveraron que se requiere "una nueva alma" para las propuestas.

Alianza pide al gobierno frenar reforma educacional y hacer cambios radicales a la propuesta

 

Los senadores Hernán Larraín (UDI) y Andrés Allamand (RN), junto los diputados Jaime Bellolio (UDI), José Manuel Edwards (RN)  y Leopoldo Pérez, se unieron para solicitar al gobierno que se abra a realizar cambios profundos a la propuesta de reforma educacional.

En esa línea, Hernán Larraín pidió que se "frene" el debate, para que se resuelvan los puntos centrales de controversia entre gobierno y oposición, sobre el tema.

"Queremos pedir que se detenga este proceso de reforma educacional, que se aclaren sus objetivos, contenidos y sus prioridades, para que podamos con calma y tranquilidad como corresponde a un proceso de cambios educacionales claves para el futuro de Chile, hacerlo en un debido dialogo y debate para lo cual nosotros ofrecemos toda nuestra disposición", dijo.

A la vez, acusó a La Moneda de "improvisación y falta de seriedad" en el proceso y que “en la reforma educacional tenemos puras ideas vagas”.

Además aseguró que la Alianza “no va a entregarle un cheque en blanco al gobierno para destinarlo en un ámbito que no se sabe cómo y en qué lo va a gastar”

En tanto que el diputado Jaime Bellolio, integrante de la comisión de Educación de la Cámara Baja, insistió en la idea de retirar el proyecto.

“Queremos pedirle, Ministro Eyzaguirre, que saque el proyecto o le introduzca modificaciones tan profundas que tenga otra alma, que vayamos realmente a aquellas cosas que realmente van a la calidad”, afirmó

Añadió que "queremos proponerle que en vez de gastar 550 millones de dólares en reemplazar el copago, en vez de gastar más de 450 millones de dólares en comprar fierros, esos mil millones dólares los gastemos en duplicar la SEP. La Subvención Escolar Preferencial ha demostrado ser muy adecuada para mejorar los rendimientos de los estudiantes más vulnerables y que, al mismo tiempo, ellos sean mejor integrados. En vez de gastar en fierros y ladrillos, gastemos en calidad", planteó. 

Finalmente, Larraín señaló que se debe poner cifras a los costos del proceso, "de manera que haya responsabilidad en el uso de los cuantiosos recursos que le van a costar un enorme sacrifico a Chile que se están obteniendo por la reforma tributaria y cuyo destino natural es mejorar la calidad de la educación para así cerrar las profundas brechas de desigualdad que hay en Chile cuyo principal vehículo para el cambio es precisamente la educación".

Lo más visto en T13