Apoderada que ganó demanda por Ley Zamudio: "Mi hija no podía entender por qué no podía volver"

Esta mañana la Corte de Apelaciones de Concepción ratificó la sentencia contra el Colegio de la Santísima Trinidad de San Pedro de la Paz por negar la admisión a la hija de Tatiana Torres por no estar casada. "Ella no podía entender por qué no podía volver", dijo.

Crédito: A. UNO
Apoderada que ganó demanda por Ley Zamudio: Mi hija no podía entender por qué no podía volver

Por fallo unánime la Corte de Apelaciones de Concepción condenó al colegio Santísima Trinidad de San Pedro de La Paz por discriminar a la niña L.C.T. El fallo tomó en consideración que la menor ya había formado parte de ese establecimiento y en 2013 pedía el reingreso luego de dejar por dos meses la ciudad. Según la acusación de la madre, el colegio excluyó arbitrariamente a su hija porque sus padres no estaban casados. 

Luego de llevar el caso ante la justicia invocando la Ley Antidiscriminación, Tatiana Torres, la madre de la niña, conversó con T13 y este es su relato de los hechos.

"Nosotros llegamos en 2011 al colegio cuando mi hija entró a kinder y estuvo todo primero básico. En el segundo semestre de segundo básico, en 2013, la saqué porque nos fuimos a vivir con mi pareja -que no es el papá de ella- a Calama y después volvimos porque él se fue a trabajar a Perú. Fue para la reincorporación, dos meses después de habernos ido, que nos rechazaron porque yo no estaba casada.

Antes no me pusieron problemas, yo ingresé como mamá soltera. Ellos me aceptaron en el colegio, era la misma rectora, la misma directora de pastoral, pero no era el mismo sacerdote, ahora era José Luiz Zavala. Para mi parecer pesó más la decisión de él que del resto del colegio.

La decisión de demandar al colegio fue complicada porque yo en principio estaba bastante sorprendida, no me lo esperaba del colegio, pero como soy abogada, unas colegas patrocinaron esta acusación y me dijeron que podía utilizar este nueva herramienta que era la llamada Ley Zamudio. El resultado fue de todos en conjunto.

Yo me dedico en general a derechos de familia, pero me interesa mucho el tema de Derechos Humanos y la relevancia de los tratados internacionales que adquiere Chile.

Quedé muy satisfecha con los fallos en las dos instancias, tanto en el derecho como en la teoría a la que se ciñen en cuanto a la prevalencia que se le da cuando existe una coalición entre los derechos de los niños, con la educación de mi hija, frente a los derechos de una personalidad jurídica que es el colegio alegando libertad de enseñanza.

Dentro de la comunidad escolar fue sólo el curso el que supo, pero obviamente después no me siguieron apoyando por una cuestión de cerrar el ciclo yo creo. Pero igual sufrieron con no poder tenerla en el curso.

Mi hija no está enterada del proceso, le dije que no había cupo. Ella no podía entender por qué no podía volver, porque más encima vivimos muy cerca del colegio y una vez hasta se había ganado el "premio espíritu de servicio". Ahora está en otro colegio, ya se encuentra mejor, se ve más adaptada y he tratado de no hacer nada para contaminar eso.

Nunca más me llamaron del colegio. Una vez hicieron un comunicado que decía que nunca me habían discriminado. Yo pedí que se disculparan en un momento y si lo hubieran hecho todo esto no hubiera pasado. Veo súper difícil que lo hagan ahora, pero sería súper bueno".

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13