Aprende a reconocer y prevenir las 3 enfermedades respiratorias más comunes del invierno

Desde los síntomas que producen estas infecciones hasta las recomendaciones para no contagiarte, en 13.Cl recopilamos toda la información que debes conocer sobre el virus sincicial, la influenza y la neumonía.

Aprende a reconocer y prevenir las 3 enfermedades respiratorias más comunes del invierno

Por Catalina Rojas

Entre junio y agosto el panorama sanitario es complejo y lo seguirá siendo todos los años. Los niños, adultos mayores, enfermos crónicos y embarazadas se convierten además en el grupo  de riesgo que debe protegerse de las tres enfermedades más comunes que imperarán este invierno: el virus sincicial respiratorio, la influenza y la neumonía. .

De esta forma lo considera el Programa Vida Sana de la Cruz Roja Chilena. La actividad contempla además, un grupo de expertos que recorre estos tres meses diferentes centros asistenciales públicos y privados del país, para educar a los pacientes sobre estas infecciones.

Conoce a continuación, todos los detalles que debes saber para no arriesgar tu salud, este invierno.


VIRUS SINCICIAL RESPIRATORIO (VSR)

Los brotes del sincicial, se observan entre otoño y primavera.  Con un periodo de incubación de entre 4 y 6 días, se ha convertido en el microbio más común que causa infecciones respiratorias que afectan principalmente los pulmones de los neonatos y niños. De todas formas, es un virus que puede afectar a personas de cualquier edad. La mayoría de los niños ha tenido esta infección hacia la edad de 2 años.

¿QUÉ SÍNTOMAS GENERA?

Los niños, principales víctimas de este virus, generalmente manifiestan irritabilidad y letargo cuando lo contraen. Los padres deben estar atentos al rechazo alimentario, que se convierte en un síntoma y también, a posibles apneas de sueño.

¿CÓMO SE CONTAGIA? 

El estornudo, la tos y los sonidos que se produzcan por la nariz, son un claro reflejo de que la persona puede padecer una enfermedad respiratoria. El sincicial puede contagiarse a corta distancia entre la persona que contiene el virus y la sana. Si una persona sana se toca la nariz y la boca, luego de haber manipulado juguetes de niños, pestillos de puerta, luego de haber viajado en un transporte público, entonces puede contagiarse de este virus, si no toma la precaución de lavarse las manos, cada vez que sea necesario. Para este caso, el alcohol gel también es una recomendación que entregan las autoridades sanitarias. Además, es importante que las personas cuando tosan, se cubran con el antebrazo.

RECOMENDACIONES 

Es importante recordar que el virus puede vivir durante media hora o más en las manos e igualmente puede vivir hasta 5 horas en los mostradores o varias horas en los pañuelos usados. Tomando en cuenta ello, la limpieza del hogar es fundamental: ventile las piezas de los niños, principalmente y los espacios comunes. Mantenga clorificados los espacios donde se manipulen instrumentos de aseo y preocúpese de desinfectar los juguetes de los menores que habiten en su casa. Además: evite llevar va su hijo a una urgencia, a menos que realmente la situación lo amerite, dado que se puede contagiar a través de otros menores.


INFLUENZA

Se trata de un virus que ataca principalmente en sistema respiratorio, principalmente la nariz, garganta y bronquios. Generalmente la infección dura una semana –dependiendo del cuadro clínico del paciente-.

A nivel local y mundial, se ha convertido en una enfermedad que genera epidemias estacionales, trayendo como consecuencia impactos económicos de gran magnitud cada año, tomando en cuenta los gastos en salud pública que requieren las hospitalizaciones, medicamentos y tratamientos.

El último brote importante en nuestro país ocurrió en Tarapacá en julio del año pasado, arriesgando incluso la realización de la tradicional Fiesta de La Tirana, al norte del país.

¿QUÉ SÍNTOMAS GENERA?

Padecer influenza debe comprenderse como padecer una gripe. La fiebre alta, el dolor muscular, las náuseas, los dolores de cabezas de menor a mayor intensidad, la tos no productiva –súbita y ruidosa de los pulmones- , el mal genio, el dolor de garganta y la secreción nasal, son claves. Generalmente todos los síntomas se manifiestan en conjunto, dependiendo del cuadro clínico del paciente. Para una persona que padece alguna enfermedad crónica –cáncer, sida, diabetes mellitus, problemas cardiológicos, entre otras- contagiarse de influenza es grave, en cambio para un paciente sano, puede no requerir hospitalización, pero sí tratamiento.

¿CÓMO SE CONTAGIA?

Es de fácil contagio.  Se transmite de un individuo a a través de gotas cargadas de virus, que proceden de la secreción nasal, bronquial o saliva. Estas, se emiten a través de la tos, los estornudos o sólo al hablar. El contagio también puede generarse –pero muy raramente-, a través de las heces de pájaros infectados. También es transmisible por la sangre y por las superficies u objetos contaminados con el virus.

RECOMENDACIONES

Evite asistir a lugares donde haya aglomeraciones. Luego de utilizar el transporte público, lávese las manos. Es relevante mantener en casa una buena higiene de los utensilios en general y además, ventilar todos los espacios comunes y privados.

La recomendación además es vacunarse. Esta dosis para mujeres embarazadas, adultos mayores, enfermos crónicos de 2 a 64 años y menores de 23 meses, es gratuita en cualquier centro de salud público  del país.


NEUMONÍA

Básicamente es una infección al pulmón.  Lo que provoca, es una inflamación con daño pulmonar que puede visualizarse en una radiografía de tórax. Las neumonías ocurren cuando un germen infeccioso invade el tejido pulmonar. Estos gérmenes pueden llegar al pulmón por tres vías: aspiración desde la nariz o la faringe, por inhalación o por vía sanguínea.

El consumo de tabaco, alcohol, una mala dieta, la diabetes, las enfermedades crónicas pulmonares, entre otras, son procesos que general la alteración de mecanismos de defensa y favorecen al desarrollo de esta enfermedad.

¿QUÉ SÍNTOMAS GENERA?

Los síntomas más comunes son presentar una tos con expectoración purulenta o herrumbrosa, en ocasiones con sangre, con dolor torácico y fiebre alta con escalofríos. La respiración ruidosa y el dolor muscular, también pueden delatar que la persona padece neumonía.

¿CÓMO SE CONTAGIA?

Deben considerarse varios factores al analizar el contagio de la neumonía. Lo primero es que los niños generalmente presentan neumonía viral y los adultos, bacteriana.

La neumonía se contagia, pero no es de fácil contagio. ¿Por qué?, debido a que por una parte contagiarse de la bacteria o el virus que genera neumonía, no necesariamente va a generar neumonía en todas las personas. Puede manifestarse por ejemplo, como un resfrío leve.

Lo otro a considerar, es que como es una infección que se desarrolla en los pulmones, no en las narices, ni la boca, por ejemplo, se trata de una enfermedad respiratoria baja. Por tanto, se requiere que una persoja básicamente escupa una flema a otra, para contagiarse.

Lo más visto en T13