Arqueólogo advierte que el futuro del mundo puede ser como el de Isla de Pascua

(Foto: AP) El arqueólogo británico, Paul G. Bahn, luego de una conferencia en Valencia, habló con "El Mundo" sobre la misteriosa Rapa Nui, una isla que, según él explica, se asemeja a lo que está pasando con el mundo, ya que se trata de una civilización que agotó todos sus recursos naturales, tal como lo estaría haciendo la sociedad actual.

Arqueólogo advierte que el futuro del mundo puede ser como el de Isla de Pascua

La Isla de Pascua, conocida en el mundo por sus estatuas hechas de roca volcánica llamadas Moai, donde la más grande tiene unos 20 metros de altura y pesa 200 toneladas, está ubicada en el pacífico a unos 3 mil kilómetros del continente, y son justamente estas figuras las que son uno de los grandes misterios de la civilización.

 Según lo que explica Bahn al medio, se cree que los primeros habitantes de Rapa Nui habrían llegado desde la Polinesia, de las islas Marquesas,  seguramente  en canoas, aproximadamente entre los años 800 y 1200 d.C. Pero fue recién el 5 de abril de 1722 cuando se descubrió esta isla ya  habitada y con sus  moai por Jakob Roggeveen. “Si durante 1500 años hubiese estados apartados del mundo, habrían mostrado su sorpresa con la  llegada de los  holandeses”, comenta el arqueólogo, por lo que concluye que anteriormente los Rapa Nui habrían recibido otros visitantes.

 Pero es el hecho, de que no quede rastro de los bosques que alguna vez existieron en la Isla de Pascua, lo que llama la atención del científico y lo lleva a  comparar al mundo actual con esa antigua civilización. “Para los isleños, Rapa Nui era su mundo y, a pesar de ello, continuaron destruyendo sus  recursos”, explica Bahn. “Nosotros estamos haciendo justamente eso, y por esto digo que nos puede pasar lo mismo (…) Si la población sigue creciendo  sin parar vamos irremediablemente al desastre”, agrega.

 Independiente de que hay quienes niegan que en algún momento existieran conflictos en Rapa Nui, según Bahn, el hecho de que ya no existan los    bosques, fueron motivo para que hubiera “guerras terribles”, como las define él, y las pruebas estarían en las lanzas y arpones encontrados en las tierras.


Además, las estatuas caídas evidenciarían la violencia ejercida en la Isla de Pascua. Sin embargo, Paul G. Bahn destaca la reinvención de la sociedad Rapa Nui, lo que demuestra “La capacidad de adaptación del ser humano”.

Lo más visto en T13