Así se discutió la reforma tributaria en los cinco meses que duró su tramitación en el Congreso

La Cámara de Diputados despachó ayer el proyecto de reforma tributaria, con lo que el gobierno logró sellar una de las tres reformas estructurales contempladas en el programa de gobierno.

Crédito: A. UNO
Así se discutió la reforma tributaria en los cinco meses que duró su tramitación en el Congreso

Un día antes de cumplir los primeros seis meses de gobierno, la presidenta Michelle Bachelet logró aprobar en el Congreso la primera de las tres reformas estructurales contempladas en su programa. Con un amplio apoyo, la reforma tributaria fue despachada por la Cámara de Diputados, y cerró así su tramitación, que se extendió por más de cinco meses.


31 de marzo: La firma del proyecto


"Damos inicio a una de las reformas más importantes de mi gobierno, junto a la reforma educacional y una nueva Constitución, que son los pilares con los que queremos impulsar las transformaciones que nos conduzcan a un Chile mejor y para todos", aseguró la mandataria en la ceremonia donde firmó el proyecto de ley, 20 días después de arribar por segunda vez a La Moneda.


1 de abril: Arenas llega hasta el Congreso


Al otro día de la firma del proyecto de ley, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, se reunió con los presidentes de la comisiones de Hacienda de la Cámara de Diputados, Pablo Lorenzini, y del Senado, Ricardo Lagos Weber, en la primera de las decenas de encuentros y exposiciones que realizó en ambas corporaciones.


La discusión llega a los panfletos


Como una "campaña del terror" calificó la Nueva Mayoría, el panfleto en el que la UDI criticó la reforma tributaria. Posteriormente, partidarios de la Nueva Mayoría repartieron sus propios volantes.


15 de abril: La primera votación


Con los 8 votos de la Nueva Mayoría, la comisión de Hacienda de la Cámara aprobó la idea de legislar sobre el proyecto de reforma tributaria, marcando el primer triunfo de la iniciativa en el Congreso. Los cincos diputados de la Alianza votaron en contra, RN había condicionado su apoyo a que el gobierno aprobara las indicaciones propuestas por el partido.


17 de abril: Las primeras indicaciones


En la discusión en particular en la comisión, el Ejecutivo presentó algunas indicaciones, principalmente en tres materias: alcoholes, vehículos diésel e IVA a la construcción. El cambio más relevante fue en las bebidas alcohólicas, donde se mantuvo el impuesto base de 18% y de 0,5% por cada grado de alcohol propuesto, pero se eliminó el basal de 3UTM por hectolitro (100 litros) de alcohol puro. Como compensación se introdujo una modificación al impuesto correctivo al tabaco, elevando el impuesto específico en cerca de 12%.


De video en video


Primero fue la Asociación de Emprendedores la que publicó un video explicando los efectos que reforma tributaria tendría en las pymes. Luego se sumó el video del Instituto Libertad detallando los efectos negativos que el proyecto ocasionaría en la clase media. Tras esto, el gobierno presentó su propio video en el que aseguraba que la "reforma tributaria no la pagará la clase media".

Mientras La Moneda defendió su publicación, asegurando que había habido una "ofensiva para desinformar", la oposición criticó el uso de recursos para ello. En tanto, la CPC lo calificó como "injurioso".

Revisa Así se armó el polémico video de la Reforma Tributaria


23 de abril: El proyecto pasa la primera prueba


"Hemos dado un primer paso muy importante", aseguró el ministro de Hacienda, luego de que la comisión aprobara el proyecto de reforma tributaria y lo despachara a la Sala. "Desde el primer día hemos tenido el total respaldo de los parlamentarios de la Nueva Mayoría", agregó.

Gran parte de los artículos fueron aprobados con los ocho votos de los parlamentarios de la coalición oficialista, frente a los cinco votos en contra de los diputados de la UDI y RN. Sin embargo, algunos artículos recibieron 10 votos como el artículo 10 o la indicación que introducía un aumento del impuesto al tabaco.


La reforma sale a la calle


A principios de mayo, La Moneda informó que iba a intensificar la salida a terreno de los miembros del gabinete, para exponer las reformas y los principales avances. El anuncio llegó la semana en que la encuesta Adimark mostrara un aumento en la desaprobación al gobierno. A esto se sumaron distintos miembros de la Nueva Mayoría quienes se desplegaron en terreno como una forma de revertir la denominada "campaña del terror" realizada por la oposición.


Ex ministros critican el proyecto


En el marco de la discusión en particular de la iniciativa, los ex ministros de Hacienda también se sumaron al debate. Cuatro de los seis secretarios de Estado que estuvieron a cargo de la finanzas públicas desde la vuelta a la democracia comentaron los aciertos y los reparos de uno de los proyectos emblemas de la administración de Bachelet.


14 de mayo: La reforma sale de la Cámara


Tras dos maratónicas jornadas, la Cámara de Diputados despachó a mediados de mayo la reforma tributaria al Senado. "Estamos celebrando", aseguró el ministro Arenas, mientras que la presidenta Bachelet valoró el respaldo oficialista. Con 72 votos a favor y 48 en contra el proyecto fue aprobado en general con los votos de la Nueva Mayoría, incluido los tres independientes pro oficialismo y el diputado del Partido Liberal, Vlado Mirosevic. A ellos se sumaron los tres independientes Alejandra Sepúlveda, Gabriel Boric (Izquierda Autónoma) y Giorgio Jackson (Revolución Democrática).

La única excepción fue el voto a favor del diputado Gaspar Rivas (RN), que se descolgó de la Alianza, que en bloque mantuvo su anunciado rechazo a la iniciativa. Por su parte, Rivas aseguró que "no entregué un cheque en blanco", pero resaltó que la construcción de Chile no se hace "oponiéndose a la discusión legítima".


La clase media


Uno de los puntos más discutidos en la tramitación del proyecto fue en qué medida los cambios propuestos en la iniciativa afectarían a la clase media. Los principales cuestionamientos apuntaban a una incidencia directa en los impuestos asociados a la construcción, las viviendas, las bebidas alcohólicas y la repercusión que tendría en los fondos de pensiones.

De manera más indirecta, también se apuntó a cómo la reforma tributaría afectaría al empleo, a las pymes y también a los profesionales independientes y emprendedores. Tales cuestionamientos implicaron una disminución de la aprobación a la reforma, especialmente dentro de tal segmento, y que varias de las indicaciones acordadas en el Senado apuntaran a dichas medidas.


2 de junio: El segundo tiempo de la reforma tributaria


"Un proyecto de ley de reforma tributaria de esta envergadura es un paso histórico y bienvenido sea el debate técnico". Así el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, dio inicio este lunes a la tramitación de la iniciativa en el Senado, remarcando que el gobierno está abierto al diálogo y a perfeccionarla.


La caída del apoyo ciudadano


A comienzos de abril, luego de la firma del proyecto de ley, un 52% aseguraba estar de acuerdo con éste, según la encuesta semanal de Plaza Pública Cadem. A medida que avanzó su tramitación, y aumentaron las críticas sobre sus efectos en el crecimiento, la clase media y las pymes fue perdiendo apoyo. Tras su aprobación en la Cámara, el 14 de mayo, la iniciativa recuperó terreno y alcanzó el 46% de aprobación.

No obstante, una vez que se retomó la discusión en el Senado, a principios de junio, el apoyo volvió a derrumbarse, hasta el 33% a fines de ese mes. Por primera vez en su tramitación, el rechazo superó a la aprobación.


9 de julio: Se firma el protocolo de acuerdo


Fue finalmente en el Senado, donde el ministro de Hacienda consiguió un acuerdo amplio que involucró a los dos principales partidos opositores, la UDI y Renovación Nacional, por el proyecto de reforma tributaria, que modificó varios de los principales puntos de la propuesta gubernamental.


Los daños tras el acuerdo


Tras la firma del protocolo de acuerdo las críticas apuntaron a que éste se cerró entre cuatro paredes. Los diputados de la Nueva Mayoría, y algunos independientes, criticaron la celeridad que se pidió en la Cámara, frente a los cambios que se negociaron en el Senado. Mientras que algunos rechazaron la forma en que fue cerrado.


Entre negociaciones y comisión mixta


Una mesa técnica con representantes de los distintos sectores debió comenzar a redactar las indicaciones. Lo que obligó a reactivar las negociaciones, que incluso sufrieron un quiebre. La reinversión de utilidades y la renta presunta fueron los principales puntos de desencuentro.

En medio de las conversaciones, en tanto, algunos diputados –incluso de la Nueva Mayoría- advirtieron que el proyecto podía llegar a comisión mixta debido a todos los cambios que sufrió en el Senado.


9 de agosto: Hacienda presenta las indicaciones


Un mes después de la firma del protocolo de acuerdo, el ministro de Hacienda presentó finalmente las indicaciones al proyecto de reforma tributaria. Y aseguró que la recaudación de 3 puntos del PIB está "plenamente garantizada".

"Vamos a estar recaudando en régimen US$8.300 millones", resaltó el secretario de Estado. Un aumento de US$100 millones respecto de lo anunciado inicialmente, lo que proviene, detalló, entre otras materias de las modificaciones al Impuesto a la Renta. Esto ya que el sistema de renta atribuida aportaba 1,39 puntos del PIB, y en la combinación con el sistema semi-integrado aporta 1,45 puntos del PIB.


14 de agosto: Comisión de Hacienda del Senado lo despacha


La comisión de Hacienda del Senado finalizó el estudio y votación de las 278 indicaciones que recibió la reforma tributaria, luego del protocolo de acuerdo alcanzado entre oposición y oficialismo.


19 de agosto: El Senado aprueba las indicaciones


La sala del Senado aprobó por 33 votos a favor las 275 indicaciones que fueron visadas en forma unánime en la Comisión de Hacienda de la Cámara Alta y por 25 votos a favor las 3 enmiendas restantes que fueron aprobadas por mayoría en la Comisión, relacionadas con el IVA a la construcción y el suelo, tras lo cual despacha el proyecto para su tercer trámite legislativo.


2 de septiembre: El proyecto vuelve a la Cámara


Cuatro meses después de que el proyecto de reforma tributaria ingresara al Congreso, la iniciativa volvió a la Cámara de Diputados para iniciar su tercer trámite legislativo. Pese a que los parlamentarios se comprometieron a que el proyecto no llegaría a comisión mixta, fueron varias la voces –incluso en la misma Nueva Mayoría– las criticaron los cambios.

Después de una semana, donde se realizaron cinco sesiones para revisar los cambios introducidos en el Senado, la comisión de Hacienda aprobó por unanimidad casi todas las enmiendas, y tres fueron votadas por mayoría -ajustándose al cumplimento del cronograma propuesto por el gobierno- y lo despachó a la Sala.


10 de septiembre: La reforma finaliza su tramitación


En una votación con una amplia mayoría de votos a favor, la reforma tributaria fue despachada del Congreso. El punto más cuestionado fue la repatriación de capitales, que registró sólo 69 votos a favor, 4 abstenciones y 34 votos en contra.


Lo que queda


Según detalló el subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, en entrevista con radio ADN Chile, tras la aprobación ahora quedan pendientes trámites más formales dentro del Congreso, tras lo cual la iniciativa deberá ir al Tribunal Constitucional, debido a que contiene algunas normas de quórum.

"Una vez que esté aprobado por el Tribunal Constitucional, diciendo que todas las votaciones cumplieron los quórum necesarios, pasaría al publicarse en el Diario Oficial. Ahí ya sería ley de la República y se podría contar con los recursos para el presupuesto del próximo año", explicó.

Lo más visto en T13