Barcelona derrotó por 2-0 al Athletic de Bilbao

El cuadro dirigido por Pep Guardiola se impuso sin grandes dificultades al disminuido equipo del argentino Marcelo Bielsa con goles de Andrés Iniesta y Lionel Messi.

Barcelona derrotó por 2-0 al Athletic de Bilbao
El FC Barcelona consiguió una trabajada victoria ante el Athletic Club de Bilbao (2-0) en un partido intenso de principio a fin que fue bonito de ver, como pronosticó Guardiola, y en el que los blaugranas hicieron un gran trabajo físico para contrarrestar la entrega de unos leones que acabaron domados y pagando el esfuerzo hecho ante el Schalke 04 en la Europa League.

Sin duda, las fuerzas flaquearon en el Athletic al final del partido, cuando el Barça ya tenía un control total del partido. Pese a que Muniain tuvo el 2-1, los blaugranas dominaron el juego y tuvieron las ocasiones más claras, como las finales de Keita al larguero y de Pedro que hubieran puesto el broche final. Ahora ambos encaran la vuelta de sus eliminatorias europeas.

El Athletic, sin Llorente, Muniain o Amorebieta, apretó igual aunque extrañó la garra de su rey león arriba. Toquero, el primero en presionar, no tuvo ninguna ocasión y tampoco las puntas, con Susaeta ni Ibai, y es que el Barça consiguió hacerse con el balón, dominarlo y moverlo como quiso y con Piqué y Mascherano con órdenes de subir el balón para crear superioridades.

Un gran Alexis estuvo muy activo en todo momento asistiendo a Messi y abriéndole espacios, mientras por detrás Thiago demostró su madurez con un gran despliegue táctico y físico al lado de un mago Iniesta que abrió la lata en el minuto 39 fusilando a Gorka -bien como de costumbre- haciendo buena la asistencia de Messi y la recuperación previa del chileno.

Los blaugranas tuvieron opciones de irse con mayor diferencia al descanso, pero la actitud defensiva del Athletic fue muy buena y destacó un Javi Martínez que cubrió todos los espacios abiertos en su defensa. En cambio, el inquieto Marcelo Bielsa dio entrada en el descanso a Ander Herrera e Iker Muniain para morder más a la zaga barcelonista.

La intención era equilibrar fuerzas sobre el tablero, pero en fútbol manda quien lleva la iniciativa y casi siempre es quien posee el balón. Así, antes de que entrara al campo Fernando Llorente para intentar la remontada, Messi puso el segundo en el marcador, el de la tranquilidad, desde el punto de penalti tras una rigurosa pena máxima de Javi Martínez sobre Tello, que se fue ovacionado a descansar y dio entrada a Pedro.

Con el segundo tanto el partido se calmó. El Athletic, más flojo físicamente que de costumbre, ya no podía presionar tan arriba y tampoco encontró la forma de hacerse con el balón, y eso que renunciaron a la patada arriba en busca de un Llorente al que intentaron llegar jugando. Entró Xavi en un cambio de cromos por Iniesta, y Keita para apuntalar el centro del campo por un cansado Alexis, que hizo un gran trabajo.

Y es que el Athletic, sin dar sensación de peligro, tuvo el 2-1 en una acción de Muniain que sacó Piqué bajó la línea con Valdés ya superado. El gol, que habría dado aire a los leones, no llegó como tampoco lo hizo el de la tranquilidad en el Barça, pese a que las ocasiones continuaron llegando con frecuencia, y Mateu Lahoz puso fin a un partido intenso y bonito, como pronosticaron los técnicos en la previa.

Lo más visto en T13