Benedicto XVI seguirá políticas conservadoras de Juan Pablo II

El Sumo Pontífice criticó a una congregación austríaca que pide a la Iglesia realizar reformas que permitan dar comunión a los protestantes y divorciados, además de poder ordenar como sacerdotes a las mujeres.

Benedicto XVI seguirá políticas conservadoras de Juan Pablo II
Como todos los años el Papa llevó a cabo la Misa Crismal, donde los sacerdotes renuevan sus promesas sacerdotales. Benedicto XVI aprovechó la ocasión para criticar a una congregación austríaca que pide a la Iglesia realizar reformas que permitan dar comunión a los protestantes y divorciados, además de poder ordenar como sacerdotes a las mujeres.

A pesar que se abrió a ideas como aceptar el uso del preservativo para evitar el contagio de enfermedades como el SIDA, el Pontífice esta vez fue enfático en rechazar estas peticiones y asegura que seguirá con las políticas conservadoras de su predecesor Juan Pablo II, acusando de desobediencia al grupo austríaco que representa al 10 por ciento del clero de ese país.

Más tarde, el Papa ofició la misa de Jueves santo, conmemorando la última cena. Al igual que Jesús lo hizo con sus discípulos, Benedicto XVI lavó los pies de 12 presbíteros.

Por decisión del propio Pontífice, el dinero que se recogió durante la misa se destinará a los refugiados de Siria. Ayer también recibió como regalo un huevo gigante de chocolate, de 250 kilos de peso, que donará a los detenidos de una prisión de menores.

Viernes Santo, el Papa presidirá en el Vaticano la Pasión del Señor y por la noche acudirá al Coliseo de Roma, para el tradicional Vía Crucis.









Lo más visto en T13