Británico se habría intentado suicidar al no quedar satisfecho con sus “selfies”

La moda de las auto-fotografías ha tocado un nuevo fondo. Danny Bowman, de 19 años, era adicto a ellas, se tomaba unas 200 al día y casi pierde la vida por ello.

Británico se habría intentado suicidar al no quedar satisfecho con sus “selfies”

Así como se han conocido casos de Whatsapp-itis” y de personas que pasan demasiado tiempo en Facebook u otras redes sociales. Las nuevas tecnologías y tendencias han traído también nuevos problemas.

En Gran Bretaña se conoció el caso de Danny Bowman, un joven de 19 años que tenía una seria adicción a las selfies (auto-fotos), hasta que hace siete meses se vio obligado a dejarlas.

Todo partió cuando tenía 15 años y buscaba la aprobación de sus amigos a través de Facebook, aseguró al Daily Mirror, donde además confesó que pasaba unas 10 horas diarias tomándose fotos con su iPhone.

Bowman habría dejado de ir al colegio, habría cambiado su dieta para mejorar su apariencia frente a la cámara y además se habría recluido en su casa por seis meses, hasta que un día todo llegó a su fin.

“Estaba buscando constantemente la selfie perfecta y cuando me di cuenta que nunca podría tomármela me quise morir”, contó Bowman. “Perdí a mis amigos, mi educación, mi salud y casi mi vida”, sentenció.

El joven tomó una sobredosis de pastillas, pero su madre alcanzó a darse cuenta y lo salvó.

Después de eso, fue internado en un hospital donde una terapia intensiva le ayudó a superar su adicción a la tecnología, un trastorno obsesivo compulsivo y su excesiva ansiedad sobre la apariencia física.

Hoy, Bowman lucha por volver a vivir normalmente y confiesa que no se ha tomado una selfie en más de siete meses.

Lo más visto en T13