Cámara de Diputados aprueba en general proyecto de reforma tributaria

(Foto: Agencia Uno) La idea de legislar fue aprobada con los votos de la Nueva Mayoría y los independientes. En tanto, la UDI, RN y Amplitud mantuvieron su rechazo a la iniciativa, con excepción del diputado Gaspar Rivas (RN), quien votó a favor.

Cámara de Diputados aprueba en general proyecto de reforma tributaria

Por Patricia Zvaighaft

Tras más de 12 horas de discusión, la Cámara de Diputados aprobó en general el proyecto de reforma tributaria por 72 votos a favor y 48 en contra. Tras esto, este miércoles se votará en particular la iniciativa.

La idea de legislar fue aprobada con los votos de la Nueva Mayoría y los independientes. En tanto, la UDI, RN y Amplitud mantuvieron su rechazo a la iniciativa, con excepción del diputado Gaspar Rivas (RN), quien votó a favor.

Previo a la votación, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, intervino en el debate y criticó que los diputados opositores anunciaran el rechazo a la idea de legislar: "Es en el Congreso donde se perfeccionan los proyectos". Asimismo desestimó las críticas presentadas al proyecto y reiteró que a gastos permanentes, se requieren ingresos permanentes.

Tras la votación, el secretario de Estado agradeció el "respaldo mayoritario" y aseguró que "la reforma tributaria sigue avanzando" lo que calificó como una "muy buena noticia" para el país.

Por su parte, el diputado Rivas explicó que con su voto mandaba una señal de apertura a su sector y al gobierno, pero no un "cheque en blanco". Sostuvo que en la discusión en particular planteara sus reparos, pero que no por eso iba a "negarse a legislar".

La maratónica jornada

La jornada comenzó a las 11.00 horas y se extendió ininterrumpidamente. Esto dado que según al procedimiento fijado para el debate y votación se acordó prorrogar la sesión por el tiempo necesario para permitir que todos los parlamentarios inscritos hicieran uso de la palabra.

Tal como había sido la tónica en los días previos, durante el debate los parlamentarios de la Nueva Mayoría defendieron la iniciativa, mientras que los diputados de la oposición reiteraron su rechazo al proyecto.

Combatir la desigualdad, mejorar la educación y la salud pública, y que los que tienen más paguen más, fueron los principales argumentos de los diputados oficialistas, quienes recalcaron que con la aprobación de este proyecto se está cumpliendo con la voluntad de la mayoría que votó por la presidenta Michelle Bachelet.

"La reforma tributaria es el primer paso para enfrentar en serio la desigualdad", aseguró el diputado Patricio Vallespín (DC). Mientras que el diputado Pepe Auth (PPD) sostuvo que "vamos a votar para que la presidenta lleve adelante su programa". "El escrutinio ciudadano validó esta reforma", dijo el diputado PS, Osvaldo Andrade.

Por su parte, la oposición criticó duramente la falta de diálogo del gobierno y la forma en que el proyecto fue tramitado en la comisión de Hacienda. "No tuvimos ninguna oportunidad de votar por separado o de presentar indicaciones", dijo el diputado UDI Javier Macaya, quien aseguró que eso se está repitiendo hoy. El diputado independiente Felipe Kast, de Evópoli, aseguró que "echamos de menos aquella época que se citaba una comisión para hacer una reforma de pensiones".

Asimismo, los parlamentarios de la Alianza insistieron en que esta reforma tributaria afectará a la clase media y a las pequeñas y medianas empresas, y criticaron que sean aprobados US$8.200 millones sin conocer aún el contenido de la reforma educacional. "Fue imposible que el señor ministro de Educación compareciera en la comisión para decir en qué se van a gastar los recursos", aseguró el diputado Patricio Melero (UDI). Además, destacaron las críticas realizadas por los ex ministro de Hacienda de la Concertación y el aumento de la reprobación a la reforma registrado en la última encuesta de Plaza Pública-Cadem.

La defensa del proyecto

Ante las críticas de la oposición, el diputado PS Fidel Espinoza aseguró que lo que une a la derecha es "defender los intereses de los más ricos" porque "son los que les financian sus campañas, para que vengan a defenderlos acá". Y detalló que la clase media que defienden es que la "hoy sufre porque sus hijos no pueden seguir estudiando" por lo que "deberíamos estar defendiendo esta medida".

En tanto, el diputado José Miguel Ortiz (DC) recalcó que "Chile es un pais extremadamente desigual", y que "hay quienes en esta sala se acostumbraron a que una minoría tengan una vida de buena calidad y condena a la mayoría a esperar el chorreo del mercado". Recalcó que es "mentira" que la reforma perjudica a la clase media, ya que ésta afectará al 10% más rico de la población.

"Hoy estamos aprobando un proyecto de reforma tributaria y dando nuestro primer paso en la forja de una sociedad más igualitaria", aseguró la diputada Karol Cariola (PC), quien destacó que se está avanzando hacia una educación que deje de ser un bien de consumo.

Por su parte, la diputada independiente, Alejandra Sepúlveda, aseguró que esto es algo que la "calle está reclamando" y que la Nueva Mayoría lo tomó. "Este es el primero paso de la reforma más importante en los últimos 40 años en la historia de Chile", recalcó. Y sostuvo que aunque tiene algunos reparos con algunos puntos "¿cómo nos vamos a negar a entregar estos recursos?". En esa línea, se mostro confiada en que esta reforma pueda ser mejorada.

Las críticas de oposición

El diputado UDI Javier Macaya aseguró que la oposición tiene conciencia de que la desigualdad en el país es "enorme" y que se requieren acciones concretas para combatirla. Sin embargo, sostuvo que con esta reforma tributaria el gobierno "ha errado el camino de qué manera" hacer un país más justo. Agregó que "la UDI no está en contra de una reforma educacional", pero afirmó que "se puede financiar con deuda pública".

Por otro lado, el diputado Joaquín Godoy, de Amplitud, aseguró que "no estamos en contra de una reforma tributaria", pero sí de "esta reforma" porque "no es cierto" que va a combatir la desigualdad. Explicó que uno de cada dos niños no llega a la educación superior por lo que "poner la plata ahí generará un país mucho más desigual" y sostuvo que lo que se debería hacer es invertir en la educación de los niños. "No tenemos más opción que votar en contra", recalcó. En esa misma línea, Kast dijo que "nos habría encantado participar de esta reforma, pero eso no se dio".

En tanto, el diputado Melero aseguró que lo que el gobierno quiere es "igualdad en la pobreza", mientras que lo que a "nosotros nos gusta es la igualdad en crecimiento". Aseguró que contrario a lo que han dicho, "los más ricos están felices" con esta reforma, porque les permitirá enriquecerse más, ya que mientras eliminan el FUT, las pymes tendrán que recurrir a la banca a buscar financiamiento.

Y destacó que el gobierno no puede asegurar que al sacar US$8.200 millones del sector privado y traspasarlos al sector público "no va a tener efectos". "Esta es una reforma que va a afectar el crecimiento, el empleo, el desarrollo del país, corta las manos a los emprendadores y complica más la vida a la clase media", agregó.

Por su parte, el diputado Alejandro Santana (RN) dijo que "esta reforma tributaria la van a sacar aquí en la Cámara, se va a aprobar en general y en particular, pero la mala noticia para el gobierno es el rechazo creciente en la gente, los chilenos y chilenas, que son más que 120 diputados".

Finalmente, los diputados de oposición manifestaron su deseo de que el "Senado pueda hacer lo que la Cámara no hizo", detalló Melero, y la gran parte de ellos aseguraron que la Cámara no estuvo a la altura de la discusión.

Lo más visto en T13