Captura de 250 delfines en Taiji genera críticas a nivel mundial

Cada año, en estas fechas, los pescadores de la localidad de Taiji, al sudeste de Japón, hacen una tradicional caza de delfines. Esta vez la captura fue más grande que otras ocasiones y llegó a 250 ejemplares, muchos de los cuales serán sacrificados o vendidos para su cautiverio.

Captura de 250 delfines en Taiji genera críticas a nivel mundial

Los pescadores del sector conducen a cientos de delfines a una bahía donde permanecen varios días. Una vez que los cetáceos están en el lugar, seleccionan varias docenas de ellos para llevarlos a distintos parque acuáticos del mundo, y al resto los matan para vender su carne.

Mientras los delfines esperan su muerte, permanecen enredados unos sobre otros debido al reducido espacio, sin recibir alimento.

La última denuncia que alcanzó la indignación internacional fue realizada por la organización medioambientalista Sea Shepherd, quienes advierten sobre la captura de unos 250 delfines y actualizan en su página de Facebook la condición de estos mamíferos, entre los cuales se encuentra una cría de delfín albino.

“Los bebés fueron separados de sus madres y conducidos bajo las lonas. El primero de los cautivos que fue tomado esta mañana fue una rara cría blanca nariz de botella. Los asesinos ocultaron el delfín bebé bajo una lona y la transfirieron inmediatamente al Museo de Ballenas de Taiji”, asegura la organización.

La práctica ha sido rechazada por gran parte del mundo occidental. La embajadora estadounidense en Japón, Caroline Kennedy, se ha hecho parte y publicó en su Twitter: “Profundamente preocupada por la inhumanidad de la pesca de delfines por “drive hunt” (técnica de pesca que se utiliza)”.

Ante las críticas de Kennedy, el alcalde de Taiji, Kazutaka Sangen, explicó a CNN que "siempre hay personas que dan su opinión sobre lo que está mal o bien, pero lo que debemos tomar en cuenta es si los pescadores cazan especies amenazadas o no. No es así. Pescamos con permiso, igual que Estados Unidos". Además, aseguró que los pescadores del sector están “ejerciendo sus derechos. Creemos que tenemos que proteger de las críticas a nuestros habitantes".

Cabe señalar que el gobierno de de Wakayama, donde se ubica Taiji, permite una "cuota anual" de caza y este año accederá a que 2.026 marsopas pequeñas y delfines sean masacrados. video platformvideo managementvideo solutionsvideo player

Lo más visto en T13