Científicos australianos crean mecanismo de estudio de abejas

El dispositivo permitiría identificar las causas de la muerte masiva de abejas en el mundo.

Científicos australianos crean mecanismo de estudio de abejas

En esta época, la forma más fácil de pensar en una abeja, tal vez sea revoloteando tras salirte de la piscina o mientras tomas sol junto a tu toalla, pero este insecto himenóptero es mucho más que eso. El gran trabajo de las abejas es recoger el polen y dispersarlo dentro de la misma flor (polinización). Esto permite la creación de semillas y frutos, lo que significa que muchas de las plantas que hay en el mundo crecen gracias a ellas hasta ahora.

 

Por esto mismo, la muerte masiva de abejas a nivel mundial durante la última década, ha preocupado a la comunidad científica, donde la CSIRO, una organización australiana, ideó una forma de identificar la causa de la mortandad de estos insectos. Se trata de diminutos sensores que se instalarán sobre estos insectos y permitirán su seguimiento.

 

Los dispositivos de forma cuadrada miden unos 2,5 milímetros por lado y se le instalarán a 5 mil abejas. Estos sensores trabajan a través de un chip con frecuencia de radio que transmite información a un servidor en tiempo real, por lo que los científicos sabrán la ubicación de cada abeja y podrán crear un modelo tridimensional de los movimientos del enjambre, lo que permitirá identificar anomalías en su comportamiento. Además los dispositivos suponen un 20% del peso que suele cargar una abeja y su instalación requiere el afeitado de cada una de ellas.   

 

El desastre que ha afectado a miles de colmenas es conocido como Síndrome de Colapso de la Colonia y a pesar de que los científicos han tenido dificultades para identificar sus causas, algunos estudios indican que una clase de pesticida agrícola llamado neonicotinoides sería el responsable de este fenómeno, mientras que otros hablan de una mala alimentación y el stress que sufren las responsables de la polinización de la tercera parte de los cultivos del mundo.

Sin embargo, ninguno de los estudios realizados implica un seguimiento de las abejas en su hábitat natural en tiempo real, por lo que se espera que este nuevo estudio logre establecer las razones del fenómeno.

Las 5 mil abejas están siendo liberadas en la isla australiana, Tasmania.

 

En Chile, la organización que se preocupa del desarrollo de las abejas es la O.N.G Plan Bee.

 

 

Lo más visto en T13