Cinco efectos en la economía de mantenerse el desplome del cobre

(Foto: Agencia Uno) El cobre rompió hoy la barrera de los US$3,0 por libra y cerró en su menor nivel desde julio de 2010. Negativas noticias provenientes desde China han hecho desplomarse el precio del metal rojo, que ha perdido más de un 6% desde el viernes pasado.

Cinco efectos en la economía de mantenerse el desplome del cobre

La caída preocupa a los expertos, pero coinciden en que es necesario esperar para ver si se trata de un retroceso transitorio o si se convierte en una baja más permanente. "Si esto se mantiene por un período más largo evidentemente podría afectar, pero hasta ahora la situación no está fuera de lo esperable", dice Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo del Centro de Estudios del Cobre y la Minería (Cesco) e integrante del Comité Consultivo del precio de referencia del cobre, el precio de referencia del cobre.

Para Gustavo Lagos, académico de la Universidad Católica y también integrante del comité, la caída es una "sobrerreacción" y es esperable que el precio retorne pronto a valores por sobre US$3,0 por libra.

En esta sesión el metal rojo cayó más de 3% y terminó en US$2,947 por libra tras la inceritumbre por la economía china. A la espera de la evolución del precio, los expertos detallan algunos efectos de mantenerse la caída del cobre:

1. Alza del dólar

Mientras el metal rojo cae a mínimos de casi cuatro años, el dólar ha tenido un fuerte avance. Aunque hoy frenó su racha alcista tras toma de ganancias, esta semana tocó máximos que no anotaba desde 2009.

El cobre es el principal factor que define la paridad peso/dólar, por lo que el tipo de cambio ha visto directamente afectado con el retroceso del mineral. "Todos proyectábamos subidas importantes en el tipo de cambio, pero nadie esperaba que fuera tan agresivo", dice Roberto Silva, gerente de Estudios de Capital FX.

2. Presiones inflacionarias

Para Silva la caída del cobre y el alza del dólar genera una situación compleja para la economía chilena considerando las características propias que ésta presenta: "Somos un país donde todavía mucho de los bienes que consumimos los importamos, por tanto, si tenemos un tipo de cambio más caro, nos desfavorece".

Ante ello, explica, es posible que existan alzas de precios en automóviles, productos de línea blanca, entre otros, lo que podría ocasionar "presiones inflacionarias". Esto dejaría imposibilitando al Banco Central de seguir estimulando a la economía a través de "una política monetaria más expansiva".

3. Caídas en los costos de producción

"No hay que mirar solo el precio, también los costos", asegura Gustavo Lagos, académico de la Universidad Católica e integrante del Comité Consultivo del Precio de Referencia del Cobre. "Cuando baja el precio del cobre, sube el precio del dólar, y cuando sube el precio del dólar bajan los costos para las empresas". Esto dado que gran parte de la composición de los costos de las compañías mineras es en pesos, por lo que un debilitamiento de la moneda es un "escenario favorable", según el experto.

4. Reducción de las arcas fiscales

Hasta ahora, "la caída momentánea del cobre no tienen ningún efecto en las arcas fiscales", explica Lagos. "El efecto fiscal no se puede evaluar respecto algunas cotizaciones puntuales, tiene que verse un período más prolongado", agrega Guajardo.

Pero de confirmarse la baja y mantenerse bajo los US$3,0 generaría complicaciones, considerando que el presupuesto contempla un precio del cobre sobre esa barrera. Según Silva, esto obligaría que el nuevo gobierno se replantee algunas de las medidas anunciadas: "Necesariamente van a que tener reevaluar sus presupuestos y los potenciales gastos fiscales con un cobre bajo los US$3".

El ministro de Hacienda, Alberto Arenas, aseguró hoy que las 50 medidas para los primeros 100 días, que tienen un costos total de cerca de US$720 millones, están financiadas pese a la caída del cobre. “No hay ninguna duda”, sostuvo, pero resaltó que "el tema de fondo es qué está ocurriendo con la proyección de ingresos, respecto a la proyección de crecimiento de este año".

5. Efectos en impuestos y valor de exportaciones

Un precio más bajo del cobre también implica menores utilidades de Codelco y menores impuestos de las compañías mineras, explica Guajardo. Además, un precio más bajo del cobre incide en menores ingresos por ventas en las compañías mineras y "por ende un menor valor de las exportaciones del país", detalla.

Lo más visto en T13