Comisión del Senado aprueba aumento de penas a homicidas y a quienes conduzcan ebrios

(Foto: A. Uno) Con un mínimo de 15 años de cárcel serán condenados los asesinos. Mientras la llamada "Ley Emilia 2" aumentará las penas máximas en caso de que los accidentes ocasionen lesiones graves.

Comisión del Senado aprueba aumento de penas a homicidas y a quienes conduzcan ebrios

(UPI)

En condiciones de ser vistos por la sala del Senado quedaron dos proyectos estrechamente relacionados: el que aumenta la penalidad al delito de homicidio, y el que incrementa las sanciones a quienes manejen en estado de ebriedad y causen lesiones graves o de muerte, también conocido como "ley Emilia 2".

Respecto a lo primero, se establece que las sanciones mínimas de presidio serán de 15 años para el homicidio simple y de 20 años para el calificado.

En tanto, en lo que respecta a la denominada "Ley Emilia 2", el proyecto aumenta el nivel máximo de la pena en el caso que se ocasionen lesiones graves o gravísimas o la muerte, de modo que los autores arriesgan presidio de 3 años y 1 día a 10 años. Además, se establece un aumento de la pena en casos de huída del lugar del accidente sin prestar asistencia, de reincidencia o en el caso de un conductor profesional, lo que irá de un presidio de 5 años y 1 día a 10 años.

Las modificaciones fueron hechas luego que la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento aprobara el articulado de ambas iniciativas después de reunirse con la ministra Secretaria General de la Presidencia, Ximena Rincón y el ministro de Justicia, José Antonio Gómez.

Las propuestas se encuentran en segundo trámite y dado su contenido, el citado grupo parlamentario decidió analizarlas en conjunto. En esa línea, el presidente de la Comisión, senador Felipe Harboe valoró la votación asegurando que "tenderemos una ley Emilia que será un aporte a la cultura cívica y será un elemento disuasivo para aquellos que continúen manejando en estado de ebriedad".

En concreto, el senador explicó que "la gran revolución es que se cambia la forma en que se computan las penas, es decir, si un juez hoy debe aplicar entre tres y diez años de cárcel, lo normal es que con los atenuantes la pena baje hasta tres grados, por lo que muy pocas personas se ven privados de libertad".

Siguiendo con la argumentación, Harboe aclaró que "ahora el juez podrá recorrer todo el rango de la pena, pero jamás podrá quedarse en el piso de ésta, así toda persona que conduzca en estado de ebriedad y lesione o mate a alguien, pasará a lo menos un año en la cárcel".

En cuanto a este cambio, el senador Pedro Araya aplaudió la aprobación del texto, sobre todo considerando la cercanía de las Fiestas Patrias.

"Es usual que en estos días se consume más alcohol y se registren más accidentes de tránsito, por lo que me parece que es una excelente señal. Nadie que conduzca saldrá impune", garantizó.

Por su parte, el senador Hernán Larraín recordó la relación que tienen las iniciativas. "Ambos se vinculan puesto que si no se corregía la pena del homicidio, las asociadas a la ley Emilia parecían desproporcionadas. Ahora ambas están en armonía", declaró.

Lo más visto en T13