Comité de Ministros aprueba con observaciones Central Hidroeléctrica El Canelo

Las condiciones establecidas para la construcción y mantención de las obras, obligan al titular a reponer todas las superficies de terceros, afectadas por la construcción del ducto subterráneo.

Esta mañana el Comité de Ministros resolvió acoger el recurso de reclamación presentado por el titular del proyecto Central El Canelo San José, Energía Coyanco S.A., para la construcción y operación de la central hidroeléctrica de pasada en el río Maipo, que tendrá una capacidad de generación máxima estimada de 16,06 MW para inyectar al Sistema Interconectado Central (SIC).

La calificación ambiental favorable del proyecto, que abarca una extensión longitudinal de 4,23 km  entre el punto de captación y restitución de las aguas al río Maipo, quedó sujeto a la exigencia al titular del proyecto de entregar un “Programa Específico de Construcción y Mantención del Canal de Aducción”.

El programa deberá ser entregado a la dirección regional del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la Región Metropolitana, y posteriormente ser aprobado por la Comisión de Evaluación de la misma región para poder dar inicio a las obras.

Las autoridades definieron que el documento deberá contener los plazos específicos de la ejecución de obras, para cada uno de los terrenos de terceros afectados, en especial en el predio de las Carmelitas Descalzas del Amor Misericordioso.

Se trata de un proyecto que había sido rechazado por la Comisión de Evaluación de la Región Metropolitana en julio de 2014, principalmente por “falta de antecedentes para otorgar los permisos ambientales sectoriales 96 y 99”, que dicen relación con cambio de uso de suelo, captura y caza de fauna, respectivamente. El Comité de Ministros dio por subsanada finalmente la falta de antecedentes estos antecedentes.

En particular, se estableció que en este último terreno el programa debe considerar que todos los trabajos asociados a la construcción de las obras, así como el restablecimiento de las condiciones originales del predio, deben efectuarse en un plazo de 60 días desde el inicio de las intervenciones.

“Todas las condiciones establecidas al proyecto deberán ser verificables por la Superintendencia del Medio Ambiente”, aclaró el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier.

Estas condiciones implican que todas las obras definitivas del trazado del canal de aducción serán subterráneas, sin que existan intervenciones permanentes en la superficie, ni obras visibles ni actividades que puedan ejecutarse en los predios particulares, que signifiquen menoscabo a la forma de vida y privacidad de sus propietarios.

Lo más visto en T13