Día de la madre: Estos son los principales cambios de la mujer en las últimas décadas

A través de las décadas ha existido una evolución en la labor maternal. Mientras antes la casa y la familia era lo primordial, ahora el trabajo, los hijos y las actividades diarias fuera del hogar son parte de sus preocupaciones.

Día de la madre: Estos son los principales cambios de la mujer en las últimas décadas

Hace 50 años, en Chile una de las responsabilidades principales de las madres era criar a sus hijos y mantener la casa.

Al avanzar las épocas, ya se dilucidaba un poder más fuerte de decisión de la mujer. Vemos que aparte de las labores domésticas, comenzó a preocuparse más por ella misma, a insertarse en el ámbito laboral, pero sin dejar de lado el cuidado de sus hijos y la organización de la casa.

De las comidas caseras muy preparadas, hacer las tareas con sus niños y usar buena parte del día en mantener la casa, las madres de hoy están más atentas al exterior. Ocupar buenos puestos laborales es parte de las exigencias de muchas.

Pese a esto, el 37% de las mujeres se mantienen inactivas por “razones familiares”.

 

Las madres comienzan a buscar más comodidad para criar a sus niños. Según un estudio del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) de 2012, el 63,2% de las madres que trabajan están encargadas de llevar y traer a los hijos del colegio o jardín infantil.

El sacrificio que hacen las madres en la actualidad es un factor importante en la disminución de los nacimientos en el país en las últimas décadas. De acuerdo al Sernam, las mujeres que trabajan tienen en promedio menos hijos que las que permanecen en el hogar.

“En el año 1982 el promedio era de 2,5 hijos por mujer, cifra que en 1992 tuvo un leve descenso de un punto porcentual, alcanzado a 2,4, cifra que al inicio del Siglo XXI varió a 2,0”, señala y agrega que “eso ha tenido implicancias culturales vinculadas a transformaciones valóricas sobre la familia, mayor autonomía, realización personal y profesional de las mujeres, en un contexto de crecientes posibilidades de educación, acceso al mundo laboral y de mejores estándares de bienestar”.

 

A diferencia que en décadas anteriores, las madres ya no esperan el matrimonio para tener hijos.

Lo más visto en T13