El "rehén" de los atacantes de Charlie Hebdo nunca fue detectado por ellos

El hombre estuvo en contacto con la policía y con su familia mientras estaba cautivo.

El rehén de los atacantes de Charlie Hebdo nunca fue detectado por ellos

El joven que permaneció durante horas en la imprenta donde se refugiaron los dos hermanos acusados de ser los autores del atentado contra Charlie Hebdo nunca llegó a ser detectado por éstos, informó una fuente cercana a la investigación a la agencia France Presse. 

"En cuanto llegaron los dos sospechosos, el empleado de 26 años, Lilian, se refugió en el primer piso y no fue detectado por los dos hermanos. Era un rehén circunstancial", explicó esa fuente. "Pudo mandar mediante mensajes de texto elementos tácticos, como su posición en el interior del local, a la célula negociadora" de las fuerzas especiales de la policía francesa que cercaron rápidamente el lugar, en Dammartin-en-Goele, a unos 80 kilómetros al noreste de París.

Mediante esos mensajes los policías pudieron tranquilizarlo y explicarle lo que debía hacer durante el plan de asalto, explicó la fuente. "También pudo mandar mensajes a su familia", explicó otra fuente, según France Presse.

Los negociadores intentaron en varias ocasiones llamar a los hermanos Kouachi, los autores según las autoridades de la matanza de Charlie Hebdo, pero nunca contestaron a sus llamadas, aunque pudieron escuchar los mensajes en las líneas telefónicas de la empresa.

Los policías de élite tomaron posiciones para lanzar el asalto. Fue entonces cuando los hermanos salieron en tromba, disparando contra las fuerzas del orden, lo que provocó su "neutralización inmediata", explicó la fuente consultada.

El joven pudo salir indemne gracias a un vehículo blindado policial a partir del cual se pudo acceder al primer piso de la empresa, evitando así cualquier posibilidad de una trampa-bomba, según las fuentes.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13