¿Es posible un Parque Metropolitano libre de autos?

(Foto: AP) Este domingo el Intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, manifestó por Twitter, su intención de convertir el Parque Metropolitano en una zona libre de autos, pero ¿Es posible terminar con el ingreso de estos vehículos al parque? aquí te entregamos algunas claves.

¿Es posible un Parque Metropolitano libre de autos?

Por Francisca Cavada Ríos

El Parque Metropolitano es el parque urbano más grande del país, incluso de Latinoamérica. Con 737 hectáreas representa uno de los pulmones verdes de la ciudad, y es escenario de actividades familiares, recreativas, deportivas y religiosas en Santiago.

Este parque ubicado en el Cerro San Cristóbal, es uno de los grandes atractivos turísticos de la capital. Posee teleférico y funicular, transportes que permiten apreciar la ciudad desde un punto privilegiado, y durante el último tiempo, la utilización que le dan los deportistas y principalmente ciclistas al parque, le ha entregado al lugar un nuevo significado.

Centro de deporte

El Parque Metropolitano se ha transformado en uno de los puntos de Santiago, donde acuden las personas que buscan hacer deporte en la ciudad. Cliclismo, trote y otras disciplinas se pueden encontrar en los distintos puntos del cerro. “Incentivar la vida sana y en familia”, es uno de los objetivos del parque.

A fines del 2013, el Parque Metropolitano lanzó la campaña “Ciclista Seguro”, que busca educar a los ciclistas y promover conductas responsables por el aumento de accidentes de estos visitantes por diferentes causas, entre las que se encuentra el impacto con autos. Una situación preocupante si se considera que al mes ingresan más ciclistas que automovilistas al cerro.

Según datos oficiales, en febrero alrededor de 15 mil vehículos ingresaron al Parque Metropolitano, cifra que queda pequeña frente a los casi 40 mil peatones y 70 mil ciclistas que visitaron el lugar durante el mes.

¿Es necesario el ingreso de autos al ParqueMet?

Además de utilizar medios de transporte deportivos, como la bicicleta, las personas que visitan el Cerro San Cristóbal, tienen la posibilidad de utilizar los transportes fijos que ofrece el parque para recorrer, siendo una alternativa al auto.

El funicular es uno de los medios que tiene el Parque Metropolitano y que le permite a las personas subir hasta la cima del cerro en pocos minutos, con poco esfuerzo para quienes están imposibilitados por razones físicas y concede una vista de la ciudad mientras asciende. Durante el año 2013, 375 mil personas utilizaron este medio de transporte, que va desde la estación Pío Nono, pasa por el Zoológico Metropolitano y llega a la cumbre.

Por otro lado, el teleférico hace un recorrido horizontal del parque. Con tres estaciones a los largo del cerro, este medio va desde la estación Cumbre, donde se une al funicular, hasta la estación Oasis, que llega a la comuna de Providencia a la altura de Pedro de Valdivia. A pesar de que el teleférico no se encuentra operativo actualmente, se podría utilizar eventualmente para reformas en el parque.

Ambos medios de transporte que ofrece el Parque Metropolitano son pagados, sin embargo, el ingreso de autos también lo es, ya que cada vehículo que ingresa paga peaje.

Integración y servicio a los feligreses

El Parque Metropolitano explica el ingreso de autos debido a la diversidad de intereses, capacidades y orígenes socioeconómicos de personas que lo visitan. “Muchas personas con discapacidad física y de la tercera edad vienen disfrutar de la hermosa vista que brinda el Parque Metropolitano de Santiago desde sus alturas, o a entretenerse en un día de picnic en familia, o de cualquier actividad al aire libre que deseen, pues el parque está para acercar la vida sana todos los que se quieran, sin excepción”, explica la administración.

Por otra parte, este parque tiene una relación legal de “servidumbre” con el Arzobispado de Santiago, esto significa que su administración debe facilitar el acceso a los feligreses que “en su mayoría arriban a este lugar en auto”, asegura el ParqueMet.

“Es evidente que los proyectos anteriormente señalados, vienen a reforzar aún más la misión del parque, pero a su vez vienen a introducir nuevas palabras al vocablo de nuestros visitantes, tales como integración, tolerancia y respeto mutuo”, explica su administración.

Estos puntos deberán ser tomados en cuenta por Claudio Orrego, Intendente de la Región Metropolitana, si aspira a cambiar las condiciones con las que Parque Metropolitano funciona actualmente.
 

Lo más visto en T13