Ex ministro Roberto Ampuero compara al Chile actual con el de la UP

El escritor discutió en la Enade sobre el Chile actual, y aseguró que hay un clima de "crispación, polarización y violencia verbal".

Durante el Encuentro Nacional de Empresas (Enade) de ayer, el escritor, ex ministro de Cultura de Piñera, y hoy director en la fundación Avanza Chile, Roberto Ampuero entregó un peculiar discurso donde profundizó sobre diversos temas que atañen al Chile actual, con duras críticas al gobierno.

Para iniciar su participación en el encuentro, Ampuero citó la canción “In the Air Tonight” de Phil Collins, asegurando que refleja el estado anímico del país, con “resentimientos y ajustes de cuentas”, además de “la desconfianza que corroe sociedades”.

“Puedo sentirlo viniendo en el aire esta noche. Podemos sentirlo viniendo en el aire esta noche”, versa la mencionada canción.

“Creo que todos, tal como Phil Collins, sentimos que algo impreciso, nocivo y destructivo para el país se está incubando en el aire de la noche chilena”, aseguró el ex ministro

"Esto de vivir bajo un gobierno elegido democráticamente que se plantea reformular estructuralmente el país yo ya lo viví cuando tenía 18 años"

El autor de libros como “El último tango de Salvador Allende” criticó duramente al gobierno e incluso comparó al Chile actual con el de la Unidad Popular (UP).

“No me gusta nada y me inquieta mucho este incipiente clima de odios que comienza a envolver a Chile. Muchos ya conocimos, hace más de cuatro décadas, una etapa semejante y desembocó en la pesada noche de una tragedia nacional. Esto de vivir bajo un gobierno elegido democráticamente que se plantea reformular estructuralmente el país yo ya lo viví cuando tenía 18 años”, afirmó Ampuero.

“El clima de crispación, polarización y violencia verbal que vivimos hoy nos impide ver el presente y soñar un futuro conjunto con nitidez”, agregó.

En ese sentido, y anunciando su oposición a una política refundacional, nuevamente recordó a la UP, definiéndola como un período uno donde “la economía cayó en picada, la inflación galopó, creció el desempleo, se agudizaron las tensiones sociales, triunfó el caos y Chile se volvió un trompo… el resto es historia conocida”.

"Reconocer lo bueno"

Ampuero continuó con sus críticas al gobierno, apuntando a la celeridad que han dado a las reformas y cómo éstas se han desarrollado en el Congreso y la opinión pública.

“Es perjudicial que Chile, atormentado por la incertidumbre, la improvisación, la polarización y un inexplicable sentido de urgencia extrema, traspase el punto de no retorno con la carga mal estibada y pilotos que discuten sobre el rumbo e imprimen velocidades diferentes a sus turbinas", sostuvo Ampuero.

Asimismo, el ex ministro destacó que "como país debemos construir sobre lo que otros ya construyeron y legitimaron. Hay que ser capaz de reconocer lo bueno que hizo el antecesor, sin importar colores políticos”.

"Es perjudicial que Chile, atormentado por la incertidumbre, la improvisación, la polarización y un inexplicable sentido de urgencia extrema, traspase el punto de no retorno"

En esa misma línea, Ampuero destacó una parte de la dictadura, asegurando que en Chile solo se sacó como lección de esa época un “nunca más” a los crímenes contra los Derechos Humanos. “Si bien nos concentramos en ese ‘nuca más’, olvidamos algo igualmente esencial y que fue una de las causas que posibilitó la noche oscura de Chile en los setenta: el clima de odios, polarización, división y peligro de guerra civil que campeó entre 1970 y 1973 debido a un gobierno que se propuso imponer cambios revolucionarios”.

Las culpas de la derecha

Aprovechando que la cita era organizada por Icare, Ampuero hizo un llamado a los empresarios y a todos aquellos "conservadores, derechistas, centristas, liberales y demócrata cristianos" a enfrentarse con ideas al estatismo.

"Estamos hoy así porque quienes discrepan de la visión estatista o estatizante de la sociedad no han hecho las tareas en el ámbito de las ideas, no las hacen circular, ni las proyectan. Las defienden a media voz, convencidos de que ese ámbito pertenece a la izquierda. Piensan que lo suyo son los números, los negocios”.

"Hoy atravesamos circunstancias especiales: el oficialismo considera al empresariado un mal prescindible en caso de contar con un estado fuerte que pueda sustituirlo", aseveró.

La izquierda y la RDA

Durante su discurso, Roberto Ampuero también recordó su tiempo viviendo en la República Democrática Alemana (RDA) y criticó a Bachelet y a la izquierda por no condenar las violaciones a los Derechos Humanos allí ocurridas.

"¿Por qué en Chile algunos partidos de izquierda pueden felicitar a la criminal monarquía comunista de Corea del Norte, solidarizar con los hermanos Castro en sus 55 años al poder, o guardar silencio, amparándose en la gratitud, frente a los regímenes comunistas derribados en 1989 por sus ciudadanos?", reflexionó Ampuero.

"Todo esto, que en países serios es políticamente impresentables, es posible hoy en Chile", aseguró.

Pero fue aun más duro en su análisis al recalcar que "el déficit democrático de la izquierda quedó de manifiesto en esta conmemoración de los 25 años de la caída del Muro de Berlín, pues los dirigentes de partidos oficialistas guardaron un riguroso silencio sobre la sistemática violación de Derechos Humanos en la extinta RDA".

"Yo creí que la Presidenta de la República -quien sufrió bajo la dictadura chilena tortura y cárcel política- aprovecharía su visita a Alemania para condenar la dictadura alemana, bajo la que también vivió. No fue así", sentenció.

"Urge una política de estado que establezca que los presidentes de Chile deben rechazar con claridad dictaduras de cualquier color y subrayar que nada puede justificarlas", enfatizó Ampuero.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13