Experto electoral UDP: "Podemos discutir si el redistritaje está hecho a la medida de algunos legisl

El investigador y académico de la U. Diego Portales, Mauricio Morales, analiza el redistritaje propuesto en el proyecto de reforma al sistema binominal.

Experto electoral UDP: Podemos discutir si el redistritaje está hecho a la medida de algunos legisl

?

Por Luis Concha

? El proyecto de reforma al sistema binominal que la presidenta firmó esta semana, y que establece el aumento de parlamentarios en 35 diputados y 12 senadores adicionales, ha generado un intenso debate sobre el método con el que se financiarán los legisladores que se sumarán al Congreso, luego de que el gobierno indicó que no se aumentará el presupuesto de las Cámaras.

Sin embargo, la discusión también se extendió al redistritaje que establece el proyecto, que entre otras cosas, reduce de 60 a 28 los actuales distritos para aumentar la población de las zonas electorales y crea áreas que tendrán hasta 8 representantes en la Cámara Baja (las circunscripciones senatoriales se mantienen).

Para el experto electoral e investigador de la UDP, Mauricio Morales, es necesario el aumento de legisladores, pero cree que la reforma no soluciona eficazmente la subrepresentación de la Región Metropolitana, pero que la creación de áreas electorales más extensas "va en la dirección correcta" 

¿Cree que es necesario un aumento de parlamentarios? ¿Por qué? ¿Cree como sostiene el gobierno que ese cambio puede ser posible sin inyectar mayores recursos al Congreso?

Sí, es necesario aumentar el número de congresistas a fin de lograr una aproximación más certera al principio de "igualdad del voto". Es imposible hacerlo sin incrementar el número de legisladores. Esto es necesario particularmente en la Región Metropolitana. No es razonable que una región que acumula cerca del 40% de los electores tenga asignado un 27% de los escaños. El problema de la reforma es que a pesar de subir a 155 legisladores, no soluciona eficazmente este asunto. En ese sentido, es una mala reforma. La propuesta DC-RN, en cambio, y con un aumento marginal a 134 diputados, mejoraba sustancialmente la sub-representación de los votantes de la RM. Respecto a los mayores gastos que implica esta reforma, es evidente que sí aumentarán. Los diputados necesitan equipos asesores, administrativos y oficinas parlamentarias. Como los distritos serán más grandes en la mayoría del país, los diputados deberán tener más oficinas y más personal en terreno.

¿Es efectivamente más representativo el redistritaje que plantea el proyecto? ¿Por qué?

En realidad, este redistritaje apunta en la dirección correcta. La idea es generar un sistema más proporcional que el binominal. Podemos discutir si está hecho a la medida de algunos legisladores, pero reitero que va en la dirección adecuada. El gran problema es que existirán distritos demasiado grandes que repartirán 8 diputados. Si a eso se suma el hecho de que la reforma sugiera que las coaliciones puedan duplicar el número de candidatos, entonces habrá una proliferación de candidatos. Esto producirá confusión en los electores, aumentando los costos de información. Las papeletas de votación serán enormes y es probable que aumente la votación nula y blanca.

"El incumbente que sobreviva tendrá larga vida. Serán diputados "vampiros", pues tendrán vida eterna. Tendrían que reducir demasiado su votación como para quedar fuera del Congreso" 

¿Cree que bajarán los niveles de reelección al establecer distritos más grandes y mayor competencia entre los candidatos?

No. Los niveles de reelección seguramente aumentarán a la segunda elección donde se aplique esta reforma. Hay que considerar que la reforma establece fusión de distritos. En algunas de estas fusiones competirán actuales diputados de un mismo partido. Por el sistema de cifra repartidora, es posible que algunos incumbentes actuales pierdan el cupo, pero el incumbente que sobreviva tendrá larga vida. Serán diputados "vampiros", pues tendrán vida eterna. Tendrían que reducir demasiado su votación como para quedar fuera del Congreso en distritos de la magnitud que establece el proyecto. Pero, reitero, esto se producirá a la segunda elección. En la primera elección con este nuevo sistema habrá más incertidumbre.

Según los datos de las últimas elecciones, ¿este redistritaje beneficiaría más a algún pacto?

No hay mucha evidencia de eso. Habría que calcular las simulaciones que siempre son complicadas. Esto implica tomar los datos de 2013 y aplicar la nueva regla. Sabemos que los candidatos y partidos cambiarán sus estrategias de campaña. Si bien las simulaciones tienen como objetivo mostrar un panorama plausible, no siempre son certeras. Mi impresión es que las simulaciones no arrojarán grandes diferencias en la correlación de fuerzas.

Se ha sostenido que el proyecto tal como está beneficia a la región Metropolitana. ¿En qué situación deja a las regiones? 

Eso es absolutamente falso. Las mayoría de las regiones está sobre-representada. Es decir, tiene más escaños de los que les corresponde en proporción a su población. Esto se debe al diseño original del binominal. En el régimen de Pinochet los distritos se dibujaron en función de lo que obtuvo la opción "Sí". Por tanto, el régimen sobre-representó las zonas donde le fue mejor. Me refiero particularmente a las zonas extremas y a las comunas o distritos con predominio de población rural.

" Las mayoría de las regiones está sobre-representada. Es decir, tiene más escaños de los que les corresponde en proporción a su población. Esto se debe al diseño original del binominal"

Se ha acusado improvisación en la realización del redistritaje y se pone como ejemplo el caso que unifica a Ñuñoa-Providencia, Santiago y La Granja. ¿Cuál es su opinión de eso y de ese caso en particular?

No hay problema con eso. Si bien es cierto que estas comunas pertenecen a circunscripciones senatoriales distintas, el mismo proyecto establece que la RM será una gran circunscripción. En tal sentido, los diseñadores resguardan los principios que la misma ley establece. Es decir, que los distritos no rebasarán las barreras regionales.

¿Era necesaria establecer la cuota por género?

Me parece que las leyes de cuota funcionan mejor en sistemas electorales de listas cerradas y bloqueadas. En estos sistemas los partidos definen los candidatos y su orden dentro de la papeleta. La ley de cuota los obliga a llevar mujeres en los primeros lugares para garantizar su elección. Chile tiene un sistema de lista abierta. No se vota por la lista de los partidos, sino que por candidatos. Entonces, los partidos bien puden cumplir la cuota con un número detemrinado de mujeres, pero llevándolas en distritos con bajas chances de elegibilidad. Esto se corrige con el bono de 500 UF por mujer elegida, pero no sé si sea un incentivo suficiente. De cualquier manera, la idea va en la dirección adecuada.

Lo más visto en T13