Fórmula para obtener $3.600 millones y financiar a 35 diputados adicionales apunta a reducción de as

(Foto: Agencia Uno) En su exposición ante la Comisión de Hacienda, el secretario y jefe del servicio administrativo de la Cámara Baja apeló a que frente el aumento a 155 diputados, para 2018 se deben contemplar $3.700 millones adicionales y que las decisión de las asignaciones es política.

Fórmula para obtener $3.600 millones y financiar a 35 diputados adicionales apunta a reducción de as

 

Ayer durante su exposición en la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, el secretario Miguel Landeros, jefe del servicio administrativo de la Cámara de Diputados, se refirió a las diversas fórmulas para financiar el aumento de parlamentarios que contempla la reforma al sistema binominal.

Landeros, dijo que el gasto total al año por las dietas parlamentarias es de 12.391 millones de pesos y de 21.179 millones de pesos por asignaciones. A eso, dijo el secretario, se suman 579 millones por pasajes aéreos y $87.591 al año para los diputados de distritos intermedios que no tienen derecho a avión (16 diputados).

Los 35 diputados adicionales, sostuvo Landeros, requerirán sólo por concepto de dietas parlamentarias, un aumento de los recursos de 2.905 millones de pesos en el año 2018 y de 3.614 millones de pesos para 2019.

En su intervención, el personero de la Corporación sostuvo que modificar la dieta es un asunto complejo, considerando que dicho monto está fijada por la Constitución, que la homologa con el sueldo de un Ministro de Estado (hoy los parlamentarios reciben $8 millones 605 mil brutos por ese concepto).

Por materia de asignaciones, en tanto, Landeros dijo que, a raíz del aumento en el número de diputados, de mantenerse el nivel actual de las asignaciones, los nuevos diputados significarían un costo de $4.808 millones en 2018 y $5.982 millones en 2019.

En ese sentido el secretario de la Cámara Baja fue enfático y sostuvo que el cómo recortar esos recursos es una decisión política, pues las asignaciones son un gasto variable que los diputados pueden rebajar en la ley de presupuestos. Dijo además que no es posible estimar cuánto será posible ahorrar de aquí a 2018, cuando la ley estipula que se incorporarán los parlamentarios adicionales, pero que a junio de ese año, deberán presentarse el ante proyecto que contemple los $3.700 millones adicionales.

“Lo que se pueda ahorrar o hacer va a ser el delta entre lo que pueda tener el mayor aporte fiscal o lo que efectivamente la Cámara pueda ahorrar en materia de asignaciones y de los ahorros internos”, sostuvo en su intervención ante los diputados de la Comisión de Hacienda, el secretario de la Cámara.

Lo más visto en T13