Fotógrafo de AP relata cómo capturó la imagen del hombre del tanque en Tiananmen

Jeff Widener fue uno de los reporteros que captó la icónica imagen.

Fotógrafo de AP relata cómo capturó la imagen del hombre del tanque en Tiananmen

El fotógrafo de Jeff Widener, de Associated Press, relató que su imagen del "hombre de tanque" fue lograda en gran parte gracias a la ayuda de un estudiante americano Kirk Martsen, quien logró evadir a los militares chinos y entregar el rollo con las fotos que la agencia transmitió a todo el mundo.

Widener contó a La Tercera que la ayuda de este joven fue primordial para la lograr la icónica imagen, que también capturaron los reporteros Stuart Franklin (Magnum), Charlie Cole (Newsweek) y Arthur Tsang Hin Wah (Reuters).. Fue la imagen de Widener, sin embargo, la que logró mayor difusión.

Jeff Widener, de 57 años, estaba destinado en Beijing en 1989 cubriendo las revueltas cuando le dieron la orden de cubrir la ocupada Plaza Tiananmen. Widener había sido agredido la noche del 3 de junio por una pedrada que fue detenida, en parte, por su cámara Nikon. “Después de la represión del gobierno chino el 4 de junio de 1989, me dieron la orden desde la sede de AP en Nueva York de fotografiar la Plaza de Tiananmen ocupada”, contó Widener a La Tercera, quien el 5 de junio se encontraría en uno de los balcones del Hotel Beijing para capturar al anónimo transeúnte que se atrevió a detener una columna de tanques del Ejército Popular de Liberación en la avenida Changan, a un costado de la Plaza Tiananmen.

Pero Widener relata que para lograr esta imagen fue vital la ayuda de un estudiante de intercambio norteamericano llamado Kirk Martsen, quien lo ayudó a ingresar al Hotel Beijing, el lugar con mejor vista a la plaza Tiananmen. Pero el recinto estaba custodiado por la policía y para entrar tuvo que esconder su equipo y rollos entremedio de su ropa. Para entrar el hotel, tuvo que fingir ser amigo de Martsen, quien después, en bicicleta, logró sortear los controles militares y entregar la película a la oficina de AP, ubicada en la misma zona de las embajadas.

El fotógrafo cuenta que uno de los problemas que tuvo que enfrentar fue que estaba sin película y el mismo estudiante logró negociar con uno de los pasajeros del hotel que le prestara un rollo. Era una película de baja sensibilidad y por eso Widener estaba preocupado porque pudo disparar tres veces y a muy baja velocidad. Por eso, considera un milagro que la imagen se vea tan nítida.

Lo más visto en T13