Iglesia dice que si se mantiene rechazo a opción de arriendos algunos colegios podrían cerrar

El obispo Héctor Vargas, presidente del área de educación de la Conferencia Episcopal, criticó la forma en que se ha llevado adelante la votación del proyecto de reforma educacional.

Crédito: A. UNO
Iglesia dice que si se mantiene rechazo a opción de arriendos algunos colegios podrían cerrar

Luego de que el Senado iniciara la discusión del proyecto de ley que pone fin al lucro el copago y la selección en la educación, y el ministro de Educación adelantara que la indicación que permitía que los sostenedores arrendaran establecimientos educacionales será repuesta, la Iglesia Católica advirtió que de mantenerse el rechazo podría ocasionar el cierre de algunos colegios.

Así lo aseguró el obispo Héctor Vargas, jefe de la Iglesia Católica de la diócesis de Temuco y presidente del área de educación de la Conferencia Episcopal (Cech), en entrevista con el diario La Tercera: "Si sigue así, muy probablemente va a haber colegios que no van a estar en condiciones de comprar ni construir. Es algo muy complejo. Si no hay un cambio en esto, es probable que, efectivamente, una cantidad importante de comunidades educativas deba cerrar".

Vargas sostuvo que "este es un problema para todos los colegios particulares-subvencionados, no solamente para los católicos".

Y agregó que esto tiene dos protagonistas: el que arrienda y el arrendador: "Este último perfectamente puede decir que, a partir de ahora, con las nuevas exigencias que vienen no se sentirá cómodo. Los colegios buscarán la forma de comprar la infraestructura, pero quien arrienda tiene la libertad para no hacerlo más y venderle su propiedad a un condominio, un mall o algo que económicamente produzca mucho más que dedicarlo a un espacio educativo".

Sin embargo, el obispo precisó que "el porcentaje de colegios de Iglesia que tienen situaciones de arriendo no es tanto", e insistió que en este momento "lo que más nos preocupa es el principio detrás de todo esto".

Respecto a este último punto explicó que "existe un desorden en la forma cómo se ha venido votando, en los criterios para votar, en los cambios a última hora respecto de los temas, en que integrantes de las bancadas del Ejecutivo entran en una situación de conflicto con el propio ministerio (de Educación)".

"Uno queda desconcertado. Me imagino que forma parte del juego de la política, pero cuesta entender cómo un tema tan delicado, sobre nuestros niños y jóvenes, termina siendo normado en este clima. Lo considero lamentable", remarcó.

Asimismo, sostuvo que "viendo la votación de ayer (martes), es difícil pensar que esto se hizo con seriedad. No digo que el trabajo de la Cámara de Diputados no sea serio, porque lo es. Sin embargo, a la luz de todos los comentarios que uno observa, en esta votación de última hora pareciera haber una suerte de ajuste de cuentas. Y no puede ser que la educación chilena sea tratada de esa manera".

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13