Interlocking: Los cruces de directorios en la industria del gas a los que quiere poner fin el gobier

(Foto: A. UNO) Directores que se repiten en firmas que están cruzadas por participaciones minoritarias de otras empresas competidoras, son los temas que están en la mira de la autoridad y que serán resueltos en la nueva ley que regulará la industria del gas, en la cual hoy se está trabajando.

Crédito: A. UNO
Interlocking: Los cruces de directorios en la industria del gas a los que quiere poner fin el gobier

 

Por Sandra Burgos A.

El mercado del gas está pasando por unos de los momentos más complicado de su historia. En dos semanas saldrá a la luz el estudio encargado por el Ministerio de Energía a las consultoras Valgesta-Mercados Energéticos, que informará sobre la rentabilidad de las distribuidoras de gas y se conocerá si pasaron los límites establecidos por la ley de 11% sobre capital. Si esto ocurre, el gobierno deberá tomar la determinación de enviar los antecedentes al Tribunal de Defensa de La Libre Competencia (TDLC) o apostar todas las fichas al proyecto de ley que regulará este negocio.

Cualquiera sea el camino que seguirá la autoridad, uno de los temas que se tomará la agenda será el conocido como 'Interlocking', vínculo o relación cruzada que existe entre empresas que compiten en un mismo sector. En el caso del gas, estos lazos son más que evidentes, ya que varios de los directores y ejecutivos de las compañías se repiten en los directorios, dado la relación de propiedad entre ellas.

Según fuentes de la industria existen estrictas medidas y murallas chinas para no tratar en los directorios materias relevantes como los precios, estrategias comerciales u otras que puedan implicar una coordinación de la industria. Sin embargo, la autoridad pretende con la nueva ley que regule el sector, poner fin a estas relaciones y apuntar de lleno a no permitir o limitar estas prácticas.

Los estudios de la FNE

Para la Fiscalía Nacional Económica, el tema no es nuevo. En noviembre del año pasado, la División de Fusiones y Estudios, realizó un completo informe denominado “Participaciones minoritarias y directores comunes entre empresas competidoras”. En él hace un acabado análisis sobre el interlocking en sí y cómo este tema es abordado por las instituciones de libre competencia en Estados Unidos y la Unión Europea.

Las conclusiones son tajantes y poco alentadoras para la industria del gas, ya que la FNE argumenta que “las participaciones minoritarias y los interlocking de directores entre empresas competidoras (también denominados genéricamente vínculos estructurales) son fuente de riesgos para la libre competencia”.

A juicio de la entidad, ambos fenómenos (interlocking como participaciones cruzadas) generan formas de vinculación y contacto entre competidores que fomentan la coordinación entre los mismos, “ya desincentivando una eventual desviación de un acuerdo colusivo, o bien facilitando el reconocimiento de su interdependencia oligopolística”. Es más, la FNE advierte que las participaciones minoritarias, adicionalmente, generan riesgos similares a los de las fusiones.

Asimismo, el organismo concluye que la experiencia internacional demuestra que la legislación que opera para en la Unión Europea para enfrentar el interlocking se ha convertido en un dolor de cabeza para la Comisión Europea (órgano que regula la competencia en el viejo continente), lleva a valorar la norma norteamericana, que prohíbe los interlockings ‘per se’, “pues genera importantes ahorros en costos de litigación para las agencias de competencia: al no tener que hacer un análisis completo de los efectos de dicha práctica en cada mercado, la disolución de estos vínculos resulta sencilla, lo que permite destinar recursos a la persecución de conductas de difícil detección y mayor lesividad”, sostienen.

Los últimos movimientos

El estudio de la FNE permite prever por qué camino se debería mover la autoridad en materia de norma. Esto, sumado a que las empresas ya fueron advertidas desde el primer minuto por el ministro Máximo Pacheco sobre esta materia, ha provocado que en los últimos meses hayan hecho movimientos para anticiparse a una eventual investigación, si es que el Ministerio decide tomar ese camino.

Es así como al analizar las conformaciones de los directorios de las empresas que participan en este negocio, se observa que en los primeros meses de este año directores que ocupaban sillones en varias firmas a la vez, dejaron algunos de ellos. Por ejemplo, el presidente de Gasco y accionista de CGE (holding que controla a Gasco), Claudio Hornauer Herrmann, hasta hace unos meses ocupaba directorios en 6 empresas vinculadas al negocio del gas. Estaba en las mesas directivas de Gasco, Metrogas, Gasco GLP, Gasmar, Innergy y el Gasoducto del Pacífico, hoy figura sólo en 3 ya que salió de gasoducto del Pacífico, Gasco GLP e Innergy.

Matías Pérez Cruz, también miembro de una de las familias accionistas de CGE, pasó de 3 a dos directorios ya que dejó el de Gasco GLP. Rodrigo del Solar, otro (director de Gasco), dejó la distribuidora de gas GasSur, que es controlada en un 100% por Gasco.

José Odone, gerente general de Abastible, firma controlada por el grupo Angelini a través de Empresas Copec, dejó el directorio de la importadora de gas licuado GLP, Gasmar. Rafael Marín Jordán dejó la vicepresidencia de Gas Sur y su hermano, Francisco Marín Jordán el directorio del Gasoducto del Pacífico.

El gerente corporativo de finanzas de Gasco, Mauricio Balbontín, salió de Gas Sur al igual que la fiscal de Gasco, Carmen Figueroa Deisler.

Según señalan en la industria, estos movimientos responden a una forma de adaptarse a los nuevos tiempos que vienen, ya que ven que en un tiempo más, cuando la autoridad tenga listo el proyecto de ley que regulará la industria, el interlocking, la integración vertical y los cruces de propiedad estarán regulados o bien desaparecerán del mapa.

El Interlocking del gas

Uno de los puntos clave que el gobierno quiere abordar en la nueva ley que regulará la industria del gas, es la relación que existe entre las empresas que participan en los distintos niveles del negocio y cómo sus ejecutivos participan en los directorios de éstas.

A continuación una muestra de lo que hoy ocurre en los directorios de las empresas de gas, donde los nombres se repiten en varios directorios

Los grupos que dominan el mercado del gas en Chile y sus relaciones de propiedad

Los grupos que controlan el negocio del gas tienen una particularidad y es que participan en toda la cadena y en casi todas las compañías que forman este sector energético. Ellos explican que esto se ha debido a que el desarrollo de gas ha sido una apuesta privada que ha necesitado de la fuerza y unión de todos para sacarla adelante, especialmente luego que a principios de la década del 2000 Argentina decidiera cortar los envíos de su “barato” gas natural a Chile.

Además en este mercado también se da que hay empresas en cuya propiedad participan los principales grupos que a su vez son accionista de terminales de gas y gasoductos. Es el caso de Metrogas que tiene un 20% de GNL Quinteros y 13% de Gas Andes.

A continuación el 'Quién es Quién' en la industria del gas:

Lo más visto en T13