El guiño a Monica Lewinsky oculto en un cuadro de Bill Clinton

El autor del cuadro, Nelson Shanks, de 78 años, tiene su explicación: es una referencia al "famoso" vestido azul.

Crédito: bbc.co.uk
El guiño a Monica Lewinsky oculto en un cuadro de Bill Clinton

A primera vista, parece un cuadro más del expresidente de Estados Unidos Bill Clinton, de cuerpo entero, con su mano izquierda apoyada en el cinturón, con aire de cierta seguridad.

Clinton aparece en la conocida Oficina Oval, donde despacha el presidente. De fondo tiene una chimenea, dos jarrones y una planta.

También hay una sombra que pasa más bien desapercibida pero que, si se repara en ella, no parece encajar del todo.

El autor del cuadro, Nelson Shanks, de 78 años, tiene su explicación: es una referencia al "famoso" vestido azul de Monica Lewinsky, la becaria de la Casa Blanca con la que Clinton, como declaró, no mantuvo "relaciones sexuales" y que fue el centro de un escándalo por el que el Congreso estuvo a punto de enjuiciarlo entre diciembre de 1998 y enero de 1999.

El pintor empezó a hablar del expresidente en una entrevista con el diario Philadelphia Daily News cuando le preguntaron cuál era el personaje más complicado que había retratado.

Y ahí hizo la revelación, no sin dejar de mencionar que considera a Clinton "probablemente el mentiroso más conocido de la historia".

Pensando en Mónica

Shanks señaló que la sombra es una referencia literal al vestido y un gesto simbólico a las circunstancias en que tuvo lugar la aventura.

"Nunca pude sacar esto de Monica completamente de mi cabeza y está sutilmente incorporado en el retrato", aseguró.

Lewinsky tenía 22 años en 1998.

Y lo hizo a través del famoso vestido azul que Lewinsky conservó manchado de semen y que en 1998 se convirtió en símbolo del escándalo en que se vio implicado el entonces mandatario.

"Si lo miras desde la izquierda, hay como un manto y yo le puse una sombra", dijo Shanks.

"Los Clinton odian el retrato. Querían que lo sacaran de la Galería de Nacional de Retratos (en Washington). Han puesto mucha presión", agregó.

Sin embargo, una portavoz del museo dijo no estar al tanto de que la familia Clinton quisiera que se retirara el que es uno de los 55 retratos de expresidentes que rotan en la exposición.

La oficina de Clinton, de momento, no ha reaccionado a la información.

 

Lo más visto en T13