La nueva vida de la mucama que denunció a Strauss-Kahn

La mujer que acusó de agresión sexual al ex jefe del FMI ahora abrió un restaurante en el barrio del Bronx.

La nueva vida de la mucama que denunció a Strauss-Kahn

Nafissatou Diallo, la mucama de hotel que denunció al exdirector del FMI Dominique Strauss-Kahn por agresión sexual en Nueva York en 2011 tiene una nueva vida: abrió un restaurante en el Bronx, una noticia que sale a la luz en momentos en que el político francés es juzgado en su país por proxenetismo.

Diallo se reinstaló hace unos meses en el popular barrio del norte de Nueva York, que había tenido que abandonar tras haber acusado a Strauss-Kahn de intento de violación en una habitación del hotel Sofitel de Manhattan el 14 de mayo de 2011.

La denuncia, que conmocionó a Francia y el mundo y terminó con la carrera política de Strauss-Kahn, se cerró con un acuerdo financiero entre la partes cuyo monto nunca se informó de manera oficial, pero que fue millonario según diversas fuentes cercanas al caso.

Después de haber estado en las sombras durante casi tres años, Diallo pasa ahora sus días en su restaurante "Chez Amina", establecimiento de cocina "africana, estadounidense y española" abierto desde mayo pasado todos los días de la semana, de las 5 de la mañana hasta las 3 de la madrugada, al lado de una mezquita y frente a una iglesia pentecostal.

Vestida con jeans, camisa azul y un pañuelo multicolor en la cabeza, la propia Diallo recibía el lunes por la noche a los clientes que se acercaban al local a pesar del frío que castiga a Nueva York en los últimos días.

Sin embargo, Diallo no quiso hablar con la prensa. "No hablo francés", dijo a la agencia France Presse la mujer nacida en Guinea. Interrogada en inglés, se negó directamente a responder cualquier pregunta y se refugió en una esquina del mostrador.

Según su ex abogado Douglas Wigdor, Nafissatou Diallo y su hija "están bien". "Quizás tienen más dinero que nunca, pero sé que hubiese preferido seguir siendo la mucama de ese hotel y que nada de todo esto hubiese pasado", indicó a la radio francesa RTL.

Strauss-Kanh, de 65 años y ex número uno del Fondo Monetario Internacional, es juzgado desde el lunes en la ciudad francesa de Lille (norte del país) por proxenetismo agravado junto con otras personas.

Lo más visto en T13