Las piezas de Lego que pueden llegar a valer más de US$3.500

Muchos productos de la popular marca danesa valen mucho más hoy en día de lo que costaron originalmente.

Crédito: Agencia Uno
Las piezas de Lego que pueden llegar a valer más de US$3.500

Cuando Tony de Marzio, de 38 años, era niño, le encantaba representar las historias del rey Arturo y su espada excálibur con el castillo del rey, de Lego. Ahora su hijo juega con las mismas piezas, gracias a que su abuela guardó con celo las guardó, junto con la caja y las instrucciones.

Hay una locura transgeneracional en pleno apogeo con todo lo relacionado con los famosos bloques de plástico.

Lee también: ¿Era mejor Lego cuando sus juguetes eran más simples?

Pero, además de haber preservado una fuente de diversión y una conexión con su instancia, la abuela de los de Marzio les preservó un juguete por el que algunos estarían dispuestos a pagar miles de dólares. Para la familia fue el comienzo de una lucrativa afición: la compra y venta de los conocidos bloques de colores.

Muchos productos de la popular marca danesa valen mucho más hoy en día de lo que costaron originalmente. Y un número creciente de adultos fans de Lego, conocidos como AFOL (la sigla en inglés de Adultos Fans de Lego), están contribuyendo a este interés, avivado aún más por el film "La gran aventura Lego" del año pasado.

Lee también: La compleja tecnología detrás de la película de Lego

Con esta locura transgeneracional, no hay duda de que se ha abierto un mercado secundario para estos juegos para construir.


Lo que está de moda y lo que no

  • Lo que está de moda: el Tumbler, el vehículo de Batman en la película El caballero oscuro; el taller de Santa Claus; el castillo de hielo de Elsa, la reina de las nieves; la nave USC Slave I de "La guerra de las galaxias" y el instituto de investigación.
  • Lo que no está de moda: Construcciones genéricas o que hayan salido muchas veces al mercado, como ciudades con peatones y policías. Estas suelen carecer del factor sorpresa gracias al cual podrían cotizarse mucho en el futuro.

¿Quién los colecciona?

Los hermanos Jeff y Ed Maciorowski de Nueva Jersey, Estados Unidos, fundaron en 2010 Brickpicker.com, una página web para invertir en Lego y que incluye una lista de precios. Hoy el sitio tiene 39.000 usuarios.

La "Lego movie" del año pasado incrementó el apetito por el juguete.

"Hay coleccionistas de todas las edades, pero los que se lo toman en serio son aquellos que ven los Lego como una mercancía y los compran y revenden. Tienen entre 20 y 50 años y son mayormente hombres", dice Ed Maciorowski.

Sin embargo, cada vez tienen más usuarias femeninas, en parte por el lanzamiento de Friends (amigos), una línea de Lego orientada a las mujeres.

El entusiasmo por coleccionar es mayor en EE.UU., pero también es grande en Europa, sobre todo en Reino Unido, y en Australia.

Asimismo, existe un incipiente interés en los mercados asiáticos, informa Maciorowski.

La atracción

Hace una década era un abogado corporativo que, al salir del trabajo, se relajaba construyendo objetos con las piezas de Lego de su infancia.

Pero esa afición lo inspiró tanto, que el estadounidense de 41 años es hoy un artista del Lego a tiempo completo, con estudios en Nueva York y Los Ángeles.

Sus creaciones, exclusivamente a base de esas piezas plásticas de colores, se venden por sumas de seis cifras.

Hay páginas especializadas en el comercio de las colecciones.

La exposición itinerante "El arte del ladrillo" reúne algunas de estas obras y ha atraído a millones de espectadores en Estados Unidos, Australia, Taiwán, Singapur, China y Europa.

"Las galerías de arte eran escépticas al principio. Se imaginaban que mis obras serían como las construcciones que veían en las jugueterías. Tuvieron que verlas en persona para darse cuenta de que son más que coches y camiones", recuerda el artista.

Sawaya colaboró con Lady Gaga cuando creó una escultura descabezada y amarilla para uno de sus videos musicales.

Piezas más simples, como las figuras humanas de unos 46 centímetros, se venden por US$300.

"Lego es atemporal. Las piezas que tenía de niño encajan con las que compro ahora", ilustra el artista.

Los más codiciados

Los coleccionistas empiezan a percatarse del creciente interés por los juguetes de Lego.

Por ejemplo, el vehículo Buggy de Batman que se vendía por US$9,99 en 2008 y alcanzó recientemente un precio de venta de US$138 en eBay, el sitio de subastas en internet, de acuerdo a Brickpicker.com.

Asimismo, el conjunto Market Street, que reproduce una calle, tenía un precio de US$89,99 en 2007 y se vendió recientemente por US$1.472. Y el precio de la nave UCS Millennium Falcon, de "La guerra de las galaxias", era US$499,99 en 2007 y un coleccionista pagó US$3.569.

Nathan Sawaya está dedicado a la creación de obras de arte con los ladrillos de plástico.

"La mayoría de los Lego se revalorizan", asegura Ed Maciorowski. "Pero algunos tardan en llegar al máximo de su valor; dos o tres años, no más".

Los kits inspirados en el filme "La guerra de las galaxias" están entre los que se espera que aumenten de valor. "Son una buena elección, con las nueva película a estrenarse este año", dice Maciorowski.

"Y las piezas de superhéroes también son una opción sólida, al igual que los conjuntos más grandes y exclusivos sobre cualquier tema".

Para obtener mejores precios, las piezas deben estar en perfecto estado y las cajas selladas. Los conjuntos grandes y las ediciones limitadas se suelen apreciar mucho, dice el experto. Y sorprendentemente, algunos Lego se venden más caros que cuando salieron al mercado incluso si faltan piezas o están rotas.

Dónde comprar y vender

Tony De Marzio financia las nuevas adquisiones para la colección familiar comerciando en eBay.com y en BrickLink.com.

En enero, Brickpicker.com también lanzó Brickclassifields.com, un sitio web para la compraventa de piezas de Lego.

Las figuras de "La guerra de las galaxias" están entre las más codiciadas.

Los conjuntos más grandes están disponibles en jugueterías y en minoristas en internet, pero las piezas más exclusivas solo se pueden adquirir a través de los propios puntos de venta de Lego o en su página web.

Y a los fans que se inscriben en su programa VIP la empresa les ofrece la oportunidad de adquirir algunos productos antes que el resto de compradores.

Cuidar de tu colección

Como buenos aficionados de Lego, los Maciorowski poseen unas 7.000 piezas, almacenadas en sus casas y oficinas.

"Hay que comprar estanterías de calidad y apilar las cajas en vertical, como si fueran libros", recomienda Ed Maciorowski. "Conviene además tenerlas en un lugar oscuro y sin humedad, lo que puede arruinar fácilmente una caja de Lego".

Y un seguro es necesario. "Hay compañías especializadas en colecciones que pueden asegurar tus Lego", dice.


La letra pequeña

Sacar beneficio de los Lego no es un juego de niños. El espacio para almacenarlos es un problema, así como los gastos de envío.

Todo un reto cuidar esa colección de Lego, con caja e instrucciones incluidos.

Incluso si los compras y vendes con frecuencia puede que te encuentres con obligaciones legales. De Marzio, por ejemplo, tuvo que solicitar una licencia de negocios al estado de Pensilvania, en EE.UU.

"La gente puede ganar el mínimo o hacer miles de dólares invirtiendo en Lego. Depende de acertar con la elección, de la cantidad invertida, del momento si el momento es el adecuado y de un poco de suerte", reconoce Ed Maciorowski.

"No hay garantías y a veces pasan años antes de tener ganancias. Pero a muchos les va bien, cuando eligen correctamente y tienen paciencia".

Lee la historia original en inglés en BBC Capital.

 

Lo más visto en T13