Entrevista a Lilian Tintori: "Maduro tiene que renunciar"

A un año de la detención de Leopoldo López, la esposa del líder opositor venezolano habló con T13.

Crédito: A. Uno
Entrevista a Lilian Tintori: Maduro tiene que renunciar

Por Natalia López

Luego de que Leopoldo López liderara las protestas de febrero en 2014 en Venezuela, la Fiscalía General de la República de su país emitió una orden de arresto en su contra, donde se le acusó de instigación a la violencia y asociación para delinquir, entre otros cargos.

Luego de dirigirse a una multitud, el 18 de febrero, López se entregó a la Guardia Nacional Bolivariana, donde actualmente sigue preso. A un año de su presidio, T13 habló con su esposa, Lilian Tintori, quien ha recorrido el mundo buscando apoyo internacional para conseguir la liberación de López. 

¿Cómo están usted y su familia?

Muy mal. Nos sentimos muy tristes, mis hijos preguntan mucho por Leopoldo. Ha sido un año de lucha, un año de compromiso y un año de solidaridad. No somos los únicos que la están pasando mal, Venezuela entera la está pasando mal, estamos en crisis y vivimos con miedo, hay impunidad. No hay justicia en Venezuela y eso es precisamente lo que quiere cambiar Leopoldo. Las cosas cada día se ponen peor, estamos al borde de una crisis humanitaria y la queremos evitar.

Leopoldo es un líder progresista, que a pesar de que le han violado sus derechos y está preso injustamente, sigue fuerte. Es un preso de conciencia, está preso por sus palabras, por sus ideas, por querer una mejor Venezuela.

A un año de su presidio, ¿existe arrepentimiento por la entrega de Leopoldo López?

Sí, ha sido muy difícil, pero no nos hemos arrepentido. El está fuerte y no se arrepiente ningún minuto del paso que dio, porque él lo dijo muy claro el año pasado, "le voy a quitar la máscara a Maduro". Hoy el mundo entero sabe que Maduro es un antidemocrático, lleva un régimen antidemocrático, violador de derechos humanos. Eso hace un año no estaba tan claro.

Por amor al país, Leopoldo dio la cara, se enfrentó a la justicia injusta y este sacrificio es por amor a nuestros hijos, porque queremos que crezcan aquí y que no se vayan de Venezuela.

No nos arrepentimos, es difícil y es duro, pero también le damos las gracias a Dios de tener la oportunidad de luchar por los DD.HH. Este compromiso a mí me llegó al alma, y yo no voy a parar hasta liberar a todos los presos políticos y hasta rescatar el estado de derecho, la justicia y la paz en Venezuela. 

¿Pueden verlo en la cárcel?

Nosotros tenemos el privilegio de ser las únicas personas que pueden ver a Leopoldo. Sus hijos, sus padres y yo, sólo nosotros, porque Leopoldo ha estado aislado durante todo este tiempo. Un año sin ver a sus compañeros de la unidad, un año sin ver a sus compañeros de Voluntad Popular, su partido político, sin ver a sus primos, sus amigos, sus compadres, no dejan pasar a nadie (…) yo desde el jueves pasado no sé nada de Leopoldo. Lo tienen aislado en una celda de castigo que se llama "El Tigrito". 

Destrozaron nuestra celda anterior -y digo nuestra, porque yo he estado ahí un año con él- cada vez que lo visito, de jueves a domingo, comparto con mis hijos y con él ahí, en ese espacio donde hay juguetes, hay libros que yo les he llevado a mis niños y ese lugar lo han destrozado. Eso nos pegó muchísimo esta semana, de verdad impactó mucho ese trato violento, agresor, sujetos vestidos de negros, con armas, entraron a la fuerza, a la cárcel, a la celda de Leopoldo, con fuego. Tuvieron que derretir la puerta para entrar, la vida de Leopoldo corre peligro. 

La única visita que él puede recibir somos nosotros, pero esa visita se la quitan. Durante el año, seis meses y medio nos quitaron la posibilidad de verlo en diferentes momentos. Suma los castigos, yo cada vez que me voy de gira y regreso me quitan las visitas. Cuando me fui y me reuní con el Presidente (de España) Rajoy, regresé y no me dejaron pasar. Cuando fui a Roma y me junté con el Papa, regresé y no me dejaron pasar. Por el trabajo que nosotros hemos realizado a nivel internacional, le quitan la visita a él para torturarlo y con todos estos tratos, pues lo han hecho más fuerte, más firme y convencido de que viene una transformación profunda en Venezuela.

Además estos 12 meses hemos vivido un trato de tortura. Una noche a la 1 de la mañana, le lanzaron por la ventana excremento humano y orina. Los militares, y luego le cortaron la luz y el agua para que no se pudiera bañar, por 12 horas. Otra noche a las 3 de la mañana entraron funcionarios y les robaron sus cosas, sus escritos, sus artefactos electrónicos como las cafeteras, se robaron juguetes de mis hijos que estaban ahí. Esta última semana hubo otro ataque sin orden sin testigos, sin su abogado presente. El lo pidió y no lo quisieron así. Fue una requisa absolutamente ilegal y destrozaron su celda.

¿Qué le dice Leopoldo López?

Leopoldo se impresiona mucho. El está impactado de hasta donde son capaces de llegar, pero está claro en que están desesperados, que el modelo, el sistema, fracasó y debemos cambiarlo. Es responsabilidad de los venezolanos decidir y decir "yo quiero algo mejor para mi país" y es por eso que la gente protesta.

¿En qué va el juicio?

Bueno, es un juicio político, no es un juicio jurídico. A Leopoldo lo quieren acusar por las palabras que pronunció hace un año, y esas palabras Leopoldo lo ha dicho en el juicio, no solamente las diría hoy, las gritaría con más fuerza, porque su discurso está más vigente que nunca. El denunció al "reino", como antidemocrático, corrupto e ineficiente y, después de un año, más y más líderes y más y más venezolanos se han dado cuenta que es así. 

Es un juicio lleno de vicios, es un juicio donde la jueza está absolutamente parcializada, empezando porque no le acepta ninguna prueba y ningún testigo a la defensa. Cómo puedes ir tú a un juicio si no te puedes defender. Yo he estado ahí en las audiencias. Es increíble lo que uno ve en una jueza que está absolutamente amenazada por el Estado, amenazada directamente por Maduro y no actúa bajo la ley. Si ya ella hubiese actuado bajo la ley, Leopoldo ya estaría aquí en mi casa con nosotros y nuestros hijos.

Por eso digo que no hay justicia, tenemos un 97% de impunidad en Venezuela. Lo dijo Naciones Unidas en su comité contra torturas en un documento lapidario que está en Venezuela y que reposa en la Corte de Apelaciones hoy. A Leopoldo y a los presos políticos los tienen que liberar, no se pueden tapar el sol con un dedo. O sea, no pueden aguantar más o disimular más. Lo que buscan es reprimir y seguir callando voces, pero nuestra voz no la van a callar.

A Leopoldo no lo pueden condenar porque Leopoldo es inocente. No lo pueden condenar, no hay caso, no hay forma de probar ninguna de las cosas que se le acusan. Sé que están desesperados y que el sistema fracasó, lo que tienen que hacer ellos no es contener a los estudiantes ni a los pueblos, lo que tienen que hacer es renunciar. Maduro tiene que renunciar. 

Ustedes han buscado apoyo internacional, ¿en qué lugares e instituciones?

Hemos buscado apoyo internacional porque creo en la ética internacional, creo en los pactos, en los convenios, en las Naciones Unidas, en la dignidad y la humanidad. Llega un momento en que tenemos que ser solidarios. Ustedes lo saben, Chile pasó por momentos muy difíciles y Venezuela estuvo con los brazos abiertos para todos los chilenos. Yo sé que lo harían ustedes por nosotros, pero tenemos que evitar un momento así, y para evitarlo tenemos que liberar a nuestros presos políticos.

La gente está con nosotros, está con Leopoldo. Hemos logrado pronunciamientos muy importantes, desde Naciones Unidas se pronunciaron tres veces, Amnistía Internacional pidió su liberación, Human Rights Watch pidió su liberación, la OEA junto con el Señor Insulza pidió su liberación y la de los presos políticos en Venezuela. El Presidente Obama pidió la liberación, Rajoy, Presidente de España pidió la liberación.

Mañana se cumple un año de su entrega, ¿qué harán?

Sí, mañana se cumple un año de esa entrega heroica, valiente de Leopoldo López a la justicia. Hace un año lo acompañaron millones y millones de venezolanos. Eramos más de 600 mil en las calles vestidos de blanco. Mañana lo que vamos a hacer es recordar ese gran día. Vamos a ir al lugar donde Leopoldo dio su último discurso, lo vamos a leer entre todos con mucho ánimo, con mucha fuerza en honor, en respaldo y agradecimiento a su lucha, a su sacrificio.

Desde mañana, hemos pedido a Venezuela que vista de blanco, que pongan una tela blanca en la puerta de su casa o en la ventana, como símbolo de paz. El blanco, significa paz, reconciliación, unión, es una protesta pacífica que la tienes que hacer, desde donde estés, saca tu bandera blanca, si es que estás en contra de lo que está pasando en Venezuela, si es que no quieres más colas si no quieres más escasez y más impunidad. Si quieres vivir en paz, hazlo, es una manera de hacer una protesta pacífica. 

Nosotros recordamos que todas las actividades a las que nosotros convocamos son actividades organizadas, controladas y sin riesgo alguno de que haya algún disturbio o algún movimiento difícil de parar. Repito que la violencia viene desde los militares, que además ahora tienen una gaceta, que dice que pueden usar armas mortales.

Escribí un comunicado hace un par de semanas, junto con mi grupo de victimas donde rechazamos esta gaceta. Por eso el día de mañana vamos a vestirnos de blanco y a recordar las palabras que Leopoldo López y no les estoy pidiendo que salgan de sus casas, desde sus casas pongan una bandera blanca.

Puedes revisar la nota completa aparecida en T13 a continuación:

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13