Cómo ha sido la vida de Assange durante 1.000 días en la embajada de Ecuador en Londres

El fundador de Wikileaks vive en una pequeña habitación y tiene acceso a una cocina básica.

Cómo ha sido la vida de Assange durante 1.000 días en la embajada de Ecuador en Londres

El fundador de Wikileaks Julian Assange cumplirá el lunes 1.000 días refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, un período de confinamiento que ha comparado con vivir en una estación espacial, de acuerdo con la agencia France Presse.

Assange pidió refugio en el modesto departamento el 19 de junio de 2012 para evitar la extradición a Suecia, donde está acusado de violación, algo que él niega categóricamente. 

La embajada está ubicada en el elegante distrito de Knightsbridge pero no es demasiado grande, y Assange vive en una pequeña habitación dividida en una oficina y una sala de estar, y tiene acceso a una cocina básica, según France Presse.

Con la amenaza de un arresto de la policía británica si sale del edificio, hace ejercicio en una cinta de correr y utiliza una lámpara de luz solar artificial para compensar la falta de luz natural. Solo sale al balcón en contadas ocasiones para hablar con sus seguidores y con los medios de comunicación. 

Desde que este viernes la fiscalía sueca dijera que piensa acceder a las peticiones de Assange para entrevistarlo en Londres, hay esperanzas para él de que el caso progrese. El australiano, de 43 años, pidió refugio en la embajada después de que un tribunal británico ordenara su extradición a Suecia para hacer frente a las acusaciones de dos mujeres de violación y abusos. 

Assange rechazó ir, explicando que esas acusaciones estaban motivadas políticamente y que eran una treta para un posible traslado a Estados Unidos, donde está siendo investigado por los cientos de miles de archivos secretos publicados Wikileaks.  Ecuador le concedió el asilo y el presidente Rafael Correa dijo que puede quedarse en la embajada el tiempo que necesite. 

Assange no puede dejar el edificio sin ser arrestado. Los guardias que vigilan la embajada día y noche han costado hasta ahora casi 10,4 millones de libras (14,6 millones de euros, 15,4 millones de dólares), según Wikileaks.

El elevado costo de la policía que custodia la embajada ha despertado fuertes críticas en Reino Unido y en 2013 el alcalde de Londres, Boris Johnson, dijo que era algo "absolutamente ridículo". 

Dentro de la embajada, todo lo que necesita Assange es su computador para seguir con su trabajo y ha participado en acontecimientos de todo el mundo a través de videoconferencias por internet. 

Antes de entrar en la delegación, vivía en una mansión campestre mucho más impresionante en las afueras de Londres, propiedad de uno de sus seguidores, el realizador de documentales Vaughan Smith.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en T13