Príncipe William apuesta por la diplomacia del fútbol en China

Fue parte de la inauguración de un partido de fútbol en una escuela de Shangai. Incluso, hizo un par de jugadas.

Crédito: AFP
Príncipe William apuesta por la diplomacia del fútbol en China

AFP

El príncipe William de Inglaterra apostó por la diplomacia del deporte en China este martes, inaugurando un partido de fútbol en una escuela en Shanghai.

Portando un traje azul oscuro, el príncipe, de visita oficial en China, se permitió un par de toques al balón antes de devolverlo al campo de hierba artificial, marcando el inicio del juego. 

Este viaje, que lo convierte en el miembro de la familia real británica de más alto perfil de visita en China desde la reina Isabel II en 1986, se ha cargado de simbolismo en un momento en que Gran Bretaña intenta mejorar sus relaciones diplomáticas de alto nivel con Pekín.

El lunes, William  se reunió con el presidente chino, Xi Jingping, advirtiéndole de que sabía que el dirigente comunista era un "gran fan del fútbol".

Los medios oficiales calificaron a Xi el año pasado de "ávido" aficionado, y aseguraron que el mandatario recomendaba a todos los niños chinos aprender a jugar a ese deporte. 

El heredero británico habló con estudiantes de la clínica de fútbol del instituto Nanyang, que forma parte de un programa conducido por el Instituto Británico y la Premier League, y también visitó una escuela de primaria, donde contó a los niños que era un forofo de ese deporte.

La semana pasada, Pekín desveló una iniciativa del gobierno para mejorar los históricamente malos resultados del equipo nacional chino, en parte impulsando a los jóvenes talentos. 

A pesar de que la liga doméstica de fútbol ofrece a jugadores y entrenadores extranjeros lujosos contratos, el equipo permanece en el puesto 82, a la altura de Guatemala, en los últimos rankings de la FIFA.

Durante la visita, el príncipe también acudió a un evento empresarial, en el que se iban a exhibir innovaciones en arte e industria, y con el que sus promotores esperan llevar 150 millones de libras (230 millones de dólares) a la economía británica en 5 años, según un comunicado publicado el martes.

Los acuerdos empresariales incluyen un acuerdo para coproducir proyectos cinematográficos.

Lo más visto en T13