La fuerte visión medioambiental del Papa Francisco

El pontífice incluso estaría planeando una encíclica acerca de la relación del hombre con la naturaleza

La fuerte visión medioambiental del Papa Francisco

El fin de semana pasado, el Papa Francisco dio una charla en la universidad italiana de Molise, en la que se refirió a su preocupación por el medio ambiente como "uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo". Y no se quedó sólo en eso. "Cuando veo que muchos bosques se pierden, todo cortado, es en lo que se ha convertido la tierra". El Papa se refería especialmente a los bosques de América del Sur.  "Este es nuestro pecado, la explotación de la Tierra...Este es uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo: convertirnos a un tipo de desarrollo que sabe respetar la creación".

Estas declaraciones no son aisladas y son parte de la estrategia del Papa Francisco de enfrentar a la Iglesia con nuevos temas. Según algunos informes, el pontífice está planeando emitir una encíclica o carta papal acerca de la relación del hombre con el medio ambiente.

A pesar que la Iglesia ha sido bastante distante con los temas vinculados a la ecología, Benedicto XVI ya había comenzado a tratar estos temas, como preocupación de la Iglesia. De hecho, el The Guardian lo llamó el "primer Papa verde" por su condena a políticas públicas que no considerara el medio ambiente como algo importante. Hasta entonces la Iglesia estuvo muy influenciada por la interpretación que se hace del génesis1:28, es decir una visión antropocéntrica del mundo, en el que la naturaleza existe solamente para proveer al hombre con su generosidad. Francisco está utilizando su púlpito para dar forma activa a la defensa de la naturaleza. Tema que incluso estuvo en su primera misa papal.

Las ideas de Francisco, dice The Atlantic, surgen de una teología más amplio que ve el mundo creado como inherentemente sagrado, porque está hecho por Dios.  Su enfoque de cuidado del medio ambiente lo sitúa dentro de una tradición pro-ambientalista, y dentro de una teología más amplia que está dispuesto a celebrar, en lugar de rechazar, el material como un don de Dios. Lo que es radical es la voluntad de Francisco para presentar la ecología no sólo como un reto, sino como uno de los "mayores desafíos de nuestro tiempo".

Lo más visto en T13