La historia de Satao, uno de los mayores elefantes del planeta muerto por cazadores furtivos

Sólo este año han asesinado 97 elefantes en Kenia por su valioso marfil.

La historia de Satao, uno de los mayores elefantes del planeta muerto por cazadores furtivos

Satao, era uno de los elefantes más conocidos en el parque nacional Tsavo East y conocido en el mundo, como uno de los mayor tamaño de su especie en África. Por eso la noticia de su asesinato por cazadores furtivos que van en busca de su marfil golpeó cruzó las fronteras.

Satao era conocido como el "Rey de los elefantes" y era un símbolo para Kenia. En su página en Facebook, el parque cuenta detalles del asesinato del animnal y llama a protegerlos del comercio ilegal de Marfil que sólo este año ha acabado con casi 100 elefantes. Cifra que fuentes no oficiales asegura es 10 veces mayor. 

Guardaparques ya había encontrado señales de flechas venenosas en el cuerpo de Satao en el pasado, pero no habia hecho efecto en el animal. Además, los responsables del parte Tsavo East decía que Satao había mostrado una gran inteligencia para evitar a los furtivos. De hecho, escondía sus grandes colmillos en los arbustos, para no llamar la atención.

 

 

Satao, quien tenía 50 años, era vigilado porque la presión por su marfil era muy grande. Esta vigilacia incluía drones que lo cuidaban permanentemente. Pero nada fue suficiente. Los furtivos, que usan lentes con visión nocturna, motos y ballestas, han sobrepasado todas las medidas de seguridad en todos los parque africanos. Las autoridades han tenido pocos éxitos, pero al menos capturaron la principal proveedor de Kilifi, el veneno que se usa para eliminar elefantes y otros animales. 

"La noticia de la muerte de Satao supone un día triste para Kenia. Son noticias devastadoras para los elefantes y para quienes cuidan de ellos. No hicimos lo suficiente para salvarle y estamos fallando a su especie" dijo en una declaración el Fondo de Protección Tsavo en un escueto comunicado. 

 

 

 

Lo más visto en T13