La historia del puertorriqueño que Maduro quiere canjear por Leopoldo López

Oscar López Rivera, ex integrante de un grupo clandestino, se encuentra detenido en EE.UU. desde 1981.

La historia del puertorriqueño que Maduro quiere canjear por Leopoldo López

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, respondió a los llamados de funcionarios del gobierno de Estados Unidos –incluido el presidente Barack Obama– para liberar al líder opositor Leopoldo López. Maduro indicó el domingo que buscaría la liberación de López -arrestado bajo la acusación de incitar a la violencia en febrero del año pasado- si Washington acordaba excarcelar a un independentista puertorriqueño, actualmente en prisión en Estados Unidos.

"La única forma que yo usara las facultades presidenciales que tengo para liberarlo es para montarlo en un avión que vaya a Estados Unidos, lo deje allá y me entreguen a Óscar López Rivera; pelo a pelo, hombre a hombre", declaró el mandatario venezolano, según consigna la cadena británica BBC. 

López Rivera, quien actualmente tiene 71 años, fue condenado en 1981 a 55 años de prisión por conspiración sediciosa y otros delitos. En 1988 fue condenado a 15 años más por conspirar para escapar de prisión. De acuerdo con el tribunal que lo condenó, López formaba parte de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional de Puerto Rico (FALN), una organización clandestina que luchaba por la independencia de la isla de Estados Unidos.

El ex integrante de las FALN, que cumplirá 34 años en la cárcel, es el único de los 16 militantes de ese grupo que fueron arrestados en los 80 y que todavía se encuentra detenido. Cuando fue apresado en 1981 cerca de Chicago, el puertorriqueño estaba en la lista de los más buscados por el FBI.

El puertorriqueño se había ido a la clandestinidad con otros compañeros en 1976 después de que fueran encontrados explosivos y armas vinculados a las FALN. Para ese entonces, el grupo había reivindicado la autoría de varios de los más de 100 atentados en EE.UU. que alcanzarían a cometer, dejando al menos seis muertos.

En una entrevista en junio de 2014, López Rivera le dijo a la BBC desde la prisión federal de Terre Haute que "para poder sobrevivir como pueblo no teníamos otra alternativa...estamos hablando de un momento de bastante persecución y represión, y queríamos sobrevivir. Usábamos lo que se llama 'propaganda armada' para llevar el mensaje de nuestra lucha".

Durante el último año, López se convirtió en el centro de una campaña que pide su liberación y que ha generado bastante apoyo en la isla, tanto entre independentistas como personas que apoyan la anexión a EE.UU., según la BBC. Entre quienes han pedido la libertad del puertorriqueño, están el premio Nobel de la Paz sudafricano Desmond Tutu, el grupo musical Calle 13, beisbolistas y organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional.

En 1999, el entonces presidente Bill Clinton ofreció conmutar la sentencia a 13 miembros de las FALN. Salvo López, todos aceptaron y hoy se están en libertad. En el caso de Oscar López, la oferta presidencial incluía la condición de cumplir 10 años más en la cárcel con buen comportamiento. López Rivera tendrá 83 años cuando cumpla el suficiente tiempo encarcelado para poder optar a salir bajo palabra.

Joseph Connor acusa a López Rivera y a las FALN como responsables de la muerte de su padre, Frank Connor, de 33 años, producto del atentado más importante perpetrado por el grupo, ocurrido en el restaurante Fraunces Tavern de Nueva York en el que murieron cuatro personas. Joseph tenía 9 años cuando murió su padre. 

"López Rivera era líder del grupo. Entrenó gente, la reclutó, fue parte de la conspiración que mató a seis personas e hirió a varias más. Y aunque no fue condenado por los eventos en Fraunces Tavern, fue claramente reconocido como parte de esa conspiración... López y sus seguidores se han quejado de que se perdió de la vida de sus hijos, pero ¿qué pasa con mi padre?. Mi padre se perdió la vida de sus hijos también, y sus hijos perdimos la de él... Nunca mostró remordimiento y por eso debería permanecer en la cárcel el tiempo al que fue sentenciado", dice Joseph Connor a la cadena BBC. 

Los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses pero en la isla no pueden votar en las elecciones presidenciales de EE.UU. Además, el único representante de la isla en el Congreso no tiene derecho a voto.

"Maduro, este no es un tema de canjes, es un tema de justicia", escribió, por su parte en Twitter Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López

Lo más visto en T13