Las acusaciones (y lo que se sabe hasta ahora) de la caída del avión de pasajeros en Ucrania

Tanto rusos como ucranianos se han culpado por la caída del Boeing 777. Cientos de personas fallecieron por un supuesto misil del que todavía no se identifica la fuente.

Las acusaciones (y lo que se sabe hasta ahora) de la caída del avión de pasajeros en Ucrania

Un avión de pasajeros de Malaysia Airlines, con 295 personas a bordo, fue derribado mientras volaba sobre la región en conflicto de Donetsk en Ucrania.

De inmediato, ambos bandos (Rusia y Ucrania) acusaron a los otros de haber derribado el Boeing 777 por accidente.

Por su parte, la compañía aérea reconoció haber perdido contacto con el vuelo a unos 50 kilómetros de la frontera entre ambos países. El avión de pasajeros había comenzado su viaje desde Amsterdam este jueves, y esperaba aterrizar mañana en Kuala Lumpur, Malasia. Sin embargo tuvo un trágico final.

Las semillas del conflicto

En abril, grupos separatistas pro-rusos se tomaron varios pueblos de la región de Donetsk, declarándola una república independiente. Esta semana incluso, las autoridades ucranianas reportaron que un avión de carga militar y un jet fueron derribados en el área, lo que habría elevado el conflicto a nuevos niveles.

Autoridades de Ucrania declararon que grupos de rebeldes pro-rusos se armaron con misiles terrestres, los que habrían colocado cerca de la frontera. Mientras, desde Rusia acusaron que el objetivo de los misiles, lanzados por ucranianos, era el avión del presidente Vladimir Putin.

Los líderes separatistas de Ucrania también acusaron a los militares locales, señalando que las plataformas Buk (misiles de tierra a aire) no tienen capacidad de derribar un avión como el malayo. Asimismo, aseguraron a la agencia Interfax que “no tienen ese tipo de sistemas de defensa”, pero que sí los poseería el ejército ucraniano.

Asimismo, se difundieron conversaciones telefónicas que corresponderían a rebeldes autores del atentado.

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, se defendió mediante un comunicado. “Esta es la tercera tragedia que vivimos en estos días, luego de que los aviones AN-26 y SU-25 fuesen derribados. No descartamos que este avión haya sido también atacado, pero subrayamos que las fuerzas armadas de Ucrania no estaban realizando acciones de ataque a objetivos aéreos”, señaló.

Por otra parte, la Federación Aérea ucraniana señaló que este lunes se habría advertido a pilotos a que no sobrevolaran por el este del país.

Luego del accidente, los vuelos comerciales comenzaron a evadir Ucrania, mientras la mayoría de las aerolíneas europeas (y algunas estadounidenses) señalaron que ya no pasarán por el país.

Estados Unidos confirmó que el avión fue atacado con un misil lanzado desde la superficie terrestre, lo que fue reafirmado por el primer ministro ucraniano, quien adjudicó el ataque a una plataforma Buk.

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden indicó que “aparentemente no fue un accidente, (el avión) explotó en el cielo”. Luego, el norteamericano ofreció su ayuda a Poroshenko para dilucidar que ocurrió realmente.

Además, Barack Obama indicó que todo deberá permanecer en el lugar para que sea examinado.

Mientras, desde Ucrania reclaman que los separatistas habrían bloqueado el ingreso al sector a la policía y rescatistas. Señalan también que estos grupos habrían encontrado la “caja negra” del avión, sin embargo, ésta sería entregada a Rusia para su análisis.

Por su parte, el presidente ruso Vladimir Putin apuntó a los ucranianos como los culpables y señaló que “esta tragedia no habría ocurrido si hubiera paz en Ucrania”. “El gobierno en cuyo territorio ocurrió esto es responsable de la terrible tragedia”, añadió el líder ruso.

Las víctimas

298 personas habrían fallecido en el vuelo. De ellas, 154 eran holandeses, 27 australianos, 23 malayos y 11 indonesios, además de 6 personas del Reino Unido, 4 alemanes, 4 belgas, 4 franceses, 3 filipinos y un canadiense. Mientras todavía hay más de 40 pasajeros cuya nacionalidad no ha sido confirmada. Muchos de ellos viajaban de vacaciones.

Algunas cifras entregadas por los medios locales a pocas horas de la tragedia, indican que cerca de 80 niños habrían estado entre las víctimas, pero según la aerolínea solo se habrían identificado a tres menores.

Lo más visto en T13