Las siete claves del proyecto que busca someter a los parlamentarios a un test de drogas

(Foto: A. UNO) La iniciativa apunta a reformar la Constitución y que establezca inhabilidades a quienes se detecte por medio del análisis que consumen sustancias ilícitas. La propuesta fue respaldada por el partido y diversos sectores de la Alianza.

Las siete claves del proyecto que busca someter a los parlamentarios a un test de drogas
Por C. Mascareño

Con el respaldo de la directiva de su partido, durante esta jornada tres diputados de Renovación Nacional, presentaron hoy la propuesta que busca establecer la obligatoriedad de un test de drogas a los parlamentarios. 

La iniciativa, que es de autoría del debutante en el Legislativo, Gonzalo Fuenzalida, fue presentada en conjunto con los diputados Nicolás Monckeberg y Jorge Rahtgeb


LAS SIETE CLAVES DEL PROYECTO 


1. ¿Qué tipo de iniciativa es? 

La propuesta es un proyecto de reforma constitucional. Según detalló el diputado Monckeberg, tras este primer paso se presentará una modificación a la Ley Orgánica del Congreso, para que en forma aleatoria una vez al año, no menos del 5% y más del 10% de los parlamentarios, tengan que ser sometidos a un examen.

2. ¿En qué se fundamentan los autores para presentar este proyecto?

Según detalla la propuesta, “con esta modificación queremos hacer extensivas las disposiciones de la ley 20.000, respecto del consumo de drogas de los funcionarios del Poder ejecutivo y Poder Judicial, al Poder Legislativo, ya que tenemos similares principios, objetivos y responsabilidades en la labor que realizamos”. 

3. ¿Es opcional? Si un parlamentario no quiere someterse, ¿puede eximirse?

No, debido a que se precisa que el examen sería de carácter obligatorio en el Poder Legislativo.

Ante ello, Fuenzalida argumentó que "hemos querido dar una señal, que el poder legislativo no está por sobre los demás poderes del Estado. Hoy la legislación chilena dice que todos los altos cargos, Ministros y Subsecretarios, Gobernadores, Intendentes, Cores, Concejales, Alcaldes, son inhábiles para el cargo cuando tienen alguna dependencia de droga que son ilícitas".

Monckeberg agregó que "es bueno para la democracia, que todos los poderes de Estado, sin ninguna excepción, tengan que verse expuestos a un control de drogas que le garantice a los ciudadanos que van a ser completamente independientes en la hora de sus decisiones y que su salud va a ser compatible con los cargos que están ejerciendo".

4. ¿A qué se expondría un parlamentario cuyo resultado diera positivo?

De acuerdo con los lineamientos de la propuesta, a la inhabilidad en casos de dependencia. 

"En caso de comprobar el consumo de droga, viene la segunda etapa que es acreditar que ese consumo representa un adicción a las drogas. Si eso ocurre, será inmediatamente la cesación en el cargo la sanción, y se aplicará la norma en donde a algunos funcionarios se les obliga a asistir a procesos de rehabilitación", explicó Monckeberg.

5. ¿Se quiere "criminalizar" a los legisladores que consumen drogas? 

De acuerdo con los autores, con "este que este proyecto pretende es establecer el principio de igualdad de los funcionarios públicos y también de las autoridades que toman decisiones a nivel nacional, particularmente en este caso de los parlamentarios frente a otros funcionarios públicos del Estado".

En este sentido, el secretario general de RN, Mario Desbodes, señaló que "la iniciativa hay que verla en positivo" y que los parlamentarios "debieran estar tranquilos".

"No se trata de criminalizar si algún parlamentario le saliera positivo el test. Son temas que la opinión pública debe conocer", agregó.

6. ¿Por qué se dice que también "protegería" a los parlamentarios?

Según expone el documento, “con estas normas también se protege que, eventualmente, un funcionario consumidor de drogas sufra presiones por parte de traficantes que busquen algún provecho sirviéndose de las atribuciones que tiene la autoridad y su vulnerabilidad por la adicción de la que depende”.

"Al mismo tiempo, la propuesta precisa que “se recoge igualmente la justificación que constituye, en estos casos, el hecho de encontrarse la autoridad sometida a un tratamiento médico, que pudiera conducir al desarrollo de una dependencia a las drogas”.

7. ¿Qué precedente se tiene de otras ideas de analizar a los parlamentarios? 

En 1995, de los 166 senadores y diputados, 11 aceptaron realizarse un examen de droga, en el contexto de la controversia con el entonces ex ministro de Pinochet, Francisco Javier Cuadra, quien aseguró que había representantes del legislativo que consumían drogas. 

Lo más visto en T13