Los cinco fallos del Censo 2012 que inhabilitaron el uso de sus datos

(Foto: A. UNO) La directora del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Ximena Clark, entregó el resultado de la auditoría a la base de datos de 2012

Los cinco fallos del Censo 2012 que inhabilitaron el uso de sus datos

 

La directora del Instituto Nacional de Estadísticas, Ximena Clark, entregó hoy el resultado a la auditoría de las bases de datos del Censo realizado en 2012, el que a raíz de los cuestionamientos metodológicos a los que fue sometido, fue declarado como un documento no oficial e incluso eliminado de los registros estadísticos de la entidad.

Clark explicó algunos de los grandes cuestionamientos que resultaron de la auditoría a la base de datos del Censo 2012 y sostuvo que "no podemos recomendar estos datos para su utilización en política pública", pues según el estudio realizado por el INE, "la información levantada no cumple con los estándares de calidad de un censo".

Según la explicación entregada por la directora del INE, estos fueron los cinco errores en con la base de datos del Censo 2012:

Alto nivel de omisión

Según Clark, el censo omitió aproximadamente a 1,7 millón de personas y se llegó a una tasa de omisión de 9,6%, lo que calificó como "superior a cualquier registro histórico de censos en Chile".

De acuerdo a lo expresado por la directora del INE, uno de los principales problemas de la omisión, según la hipótesis que se maneja en el organismo, fue una mala capacitación de los censistas. En ese sentido, Clark sostuvo que la omisión fue mayor en las casas que efectivamente fueron censadas a las que no lo fueron, lo que a su juicio, permite inferir que las preguntas sobre la cantidad de residentes de las viviendas fueron mal formuladas.

Indice de Masculinidad

El Censo de 2012 arrojó un índice de masculinidad de un 95%, dato que difería de lo arrojado por las encuestas anteriores que lo aproximaban a un 97%. "Sin esa información no podemos saber la cantidad de hombres y mujeres", dijo Clark.

Conteo de extranjeros

Una diferencia de 100 mil inmigrantes hubo entre los datos arrojados por el Censo 2012, que cifraron a los extranjeros en 120 mil y las cifras oficiales registradas por Extranjería que dan cuenta de 220 mil inmigrantes. Aunque Clark sostuvo que las cifras de la inmigración son sensibles en todos los censos, aseguró que el tipo de diferencia correspondió a un error metodológico.

Vivienda

Según Clark en cuanto al ítem de Vivienda incorporado en el Censo, el problema estuvo en el conteo de los moradores ausentes, versus el de las viviendas desocupadas. Para la directora del INE, los problemas de la base de datos registrada en esta área, "no permiten hacer marcos muestrales rigurosos".

"Hay un porcentaje alto (3,1%) de moradores ausentes, lo que afecta la estructura base de cualquier censo", dijo Clark, quien aclaró que los mayores problemas se presentaron en las capitales regionales.

En cuanto a las viviendas desocupadas, Clark postuló que el aumento de ellas en el último censo se debió a problemas en las instrucciones a los censistas, quienes catalogaron como viviendas desocupadas muchas que correspondían ser calificadas como con "moradores ausentes".

Ese hecho, hizo que los encuestadores no volvieran a viviendas en las que podrían haber encontrado habitantes y que sumado al atraso en el levantamiento de la información, generaron los errores metodológicos en la materia.

Proceso tecnológico

Clark también sostuvo que hubo tasas de respuestas inusualmente bajas para el proceso censal y que un número significativos de respuestas en los formularios electrónicos rellenados en base a los cuestionarios levantados en terreno, tendían a seguir un mismo patrón de respuesta.

De acuerdo a eso, la directora del INE sostuvo que tal situación no permitió saber si tales respuestas fueron imputaciones o si fueron traspasadas tal como se levantó la información en terreno.

Lo más visto en T13