Los correos electrónicos que permitieron al TDLC comprobar la ‘colusión de pollos’

(Foto: A. UNO) Más 280 e-mails fueron recopilados por la Fiscalía Nacional Económica (FNE). En ellos, los ejecutivos de las empresas habrían acordado disminuir su oferta, matar crías de pollo e incluso sacar del mercado a marcas competidoras.

Los correos electrónicos que permitieron al TDLC comprobar la ‘colusión de pollos’

Parte importante de la investigación al denominado “cartel” de la carne de pollo fue la pesquisa de correos electrónicos de los involucrados: Ariztía, Agrosuper, Don Pollo y la Asociación de Productores Avícolas (APA).

La Segunda reveló algunos pasajes de los e-mails que permitieron que el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) sancionara con más de US$ 60 millones a las empresas y ordenara la disolución del gremio, a quien sindicaron como coordinador del acuerdo.

En los documentos se detallarían conversaciones del presidente de la APA, Juan Miguel Ovalle, quien enviaba a los ejecutivos distintas órdenes para coordinar conductas.

"Para dar cumplimiento a los acuerdos suscritos, las empresas AR (Ariztía) y SP (Super Pollo) deberían disminuir su oferta semanal en 20.000 unidades durante las próximas 10 semanas", señalaría una de las misivas de Ovalle a las empresas.

Mientras otras cartas directamente explicarían cómo se realizó la colusión: "Cada uno de los participantes deberá obtener, como mínimo, lo mismo que obtendría en el mejor de los casos si actuara por cuenta propia (...) de otra forma se rompería el incentivo a cooperar", leería uno de los documentos cuyos remitentes fueron borrados.

“¿No será bueno sincerar el precio de la pechuga? Veo el mercado un poco desordenado por parte de todos”, indica otro de los correos interceptados.

Asimismo, la carpeta investigativa incluiría intercambios en los que las avícolas concertaban sacar del mercado a la compañía La Cartuja, la que fue adquirida por Don Pollo, aunque, según los correos, la operación habría incluido también a Agrosuper y Ariztía, quienes se habrían distribuido los excedentes.

De igual forma otros pasajes del documento revelarían propuestas para "eliminar una cuota de unidades nacidas", así como también inquietudes para ganar control sobre los productos externos. "La venta se está poniendo algo lenta, ¿no será mejor ajustar el precio y no las cargas ya que reduciendo la oferta le damos más cabida al pollo argentino?", dice uno de los correos.

Lo más visto en T13