Los dos caminos que se abren para Chile tras la decisión de objetar a La Haya

Todo dependerá de la decisión del tribunal internacional, que podría desestimar el fondo de la demanda boliviana.

Los dos caminos que se abren para Chile tras la decisión de objetar a La Haya

Luego de que la presidenta Michelle Bachelet decidió impugnar la competencia de la Corte de La Haya por la demanda marítima boliviana, el caso puede seguir dos caminos, dependiendo de si el tribunal internacional decide revisar la forma separada del fondo, o si juzga en paralelo sobre su competencia y sobre la demanda de Bolivia.

Si la corte decide separar la forma del fondo, el tribunal se concentrará en revisar si es o no competente para ver el caso.

Así, se abriría un procedimiento previo, que también contará con una fase escrita y otra oral, que no discutirá el fondo de la demanda boliviana y sólo resolverá si la corte es o no competente para juzgarlo.

Según la experta en derecho internacional, Paz Zárate, "es frecuente que estos procedimientos previos se pierdan, porque la Corte suele encontrar alguna base, aunque sea parcial, para su jurisdicción".

Una de las consecuencias de un juicio enfocado sólo en la competencia de la Corte es que el proceso puede alargarse por hasta incluso una década. Un ejemplo fue el caso de Colombia contra Nicaragua, que se inició en 2001 y tuvo una sentencia final en 2012. En ese juicio Colombia impugnó la competencia del Tribunal y la corte optó por revisar su jurisdicción en forma separada del fondo.

La segunda alternativa para Chile es que La Haya decida revisar su jurisdicción y el fondo de la demanda en forma paralela. En esta materia -que se estima podría ser la más probable decisión de la Corte-, la defensa chilena tendría que recurrir a ejes propios de la contramemoria para argumentar.

Lo más visto en T13