Los números de Arenas: La aprobación al ministro de Hacienda tras la promulgación de la Reforma Trib

(Foto: A. Uno) En los primeros seis meses de gobierno, el titular de Hacienda ha debido enfrentar la desaceleración que enfrenta la economía y la discusión de la reforma tributaria. En las cifras, la desaprobación al ministro de Hacienda ha ido subiendo, el apoyo a la emblemática iniciativa ha ido cayendo, y la aprobación a la gestión económica del gobierno se ha derrumbado.

Los números de Arenas: La aprobación al ministro de Hacienda tras la promulgación de la Reforma Trib

Por Patricia Zvaighaft

Tras más de cinco meses de tramitación, este viernes la presidenta Michelle Bachelet promulgó la reforma tributaria. La emblemática iniciativa marcó los primeros seis meses de gobierno, y también el trabajo realizado por el ministro de Hacienda, Alberto Arenas.

Durante la ceremonia, el titular de Hacienda sostuvo que con la implementación, la reforma tributaria inicia una nueva etapa que estará supervisada por el subsecretario Alejandro Micco. Para Arenas, también comienza una nueva etapa, que estará marcada por el trámite de la ley de presupuestos y la reforma laboral que el gobierno ha señalado, enviará en el último trimestre.

Con ello, Arenas deja atrás un proceso que a comienzos de este mes lo llevó a  enfrentar una de sus semanas más difíciles. En medio de rumores de un eventual cambio de gabinete y versiones de una debilitada relación con los gremios empresariales, debió sortear el regreso de la reforma tributaria a la Cámara de Diputados, entre las críticas de algunos parlamentarios de la Nueva Mayoría.

"Tiene toda mi confianza, absolutamente toda mi confianza", aseguró la mandataria en una entrevista con el diario El Mercurio el 7 de septiembre. Respaldo al que se sumó la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), cuyo presidente Andrés Santa Cruz remarcó, al día siguiente, que "nuestro interlocutor es y ha sido el ministro de Hacienda".

Sin embargo, pese al respaldo entregado por las autoridades y a que encabezó el una de las tres reformas estructurales del gobierno de Bachelet, los números no han acompañado al titular de las finanzas públicas.

Mientras su porcentaje de conocimiento en las encuestas Adimark y Cep es mucho más bajo que los registrados por los ex ministros Felipe Larraín y Andrés Velasco en los primeros meses de gobierno, su nivel de desaprobación es más alto, y se ha mantenido al alza en los últimos meses.


Los números de Arenas





 

 


 

 


 

 


La reforma tributaria


A comienzos de abril, luego de la firma del proyecto de reforma tributaria, un 52% aseguraba estar de acuerdo con éste, según la encuesta semanal de Plaza Pública Cadem. A medida que avanzó su tramitación, y aumentaron las críticas sobre sus efectos en el crecimiento, la clase media y las pymes fue perdiendo apoyo.

La pérdida de apoyo se hizo más fuerte tras retomar la discusión en el Senado en junio pasado. A fines de ese mes, por primera vez en su tramitación, el rechazo superó a la aprobación. Y, pese a tres excepciones, el panorama se ha mantenido así en las últimas semanas, aunque la iniciativa ha logrado aumentar su aprobación.

El escenario negativo también se ha repetido en la encuesta Adimark, luego de que agosto la desaprobación superara por primera vez a la aprobación, mientras que sus efectos han sido visto cada vez más negativos.






La situación económica


No sólo ha caído la aprobación al ministro de Hacienda y el apoyo a la reforma tributaria, en las últimas semanas también se ha deteriorado la percepción de los chilenos sobre la situación económica del país, en medio del escenario de desaceleración que enfrenta la economía.

Desde mediados de julio pasado, ha comenzado a subir el porcentaje que cree que la economía está estancada. De acuerdo a las cifras de Plaza Pública-Cadem, éste alcanzó el 55% en la última medición, un alza de 20 puntos porcentuales respecto de quienes lo creían a fines de marzo pasado.

Asimismo, también se ha derrumbado la aprobación como Michelle Bachelet y su equipo de gobierno están manejando la economía y el empleo. Mientras en el primer punto la aprobación cayó 8 puntos porcentuales, en el segundo anotó una baja de 12 puntos porcentuales, según la última encuesta Adimark.




Lo más visto en T13