Mortalidad infantil a nivel mundial descendió en un 49% entre 1990 y 2013

(Foto: A. UNO) Según los datos recientes de organizaciones internacionales, Chile ha logrado una tasa de reducción anual de un 3,7% y reducción de 19 muertes por cada mil habitantes en 1990 a 8 por cada mil en los últimos 23 años.

Mortalidad infantil a nivel mundial descendió en un 49% entre 1990 y 2013
 
Por Catalina Rojas

Los últimos registros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las Naciones Unidas (ONU), Unicef y el Banco Mundial, revelan que las tasas de mortalidad de menores de 5 años han descendido en un 49% en el periodo comprendido entre 1990 y 2013.

Las nuevas estimaciones incluidas en el informe de 2014 sobre “Niveles y tendencias en la mortalidad infantil”, exponen que en 2013 murieron durante su primer mes de vida 2,8 millones de niños, un número que representa cerca del 44% de todas las muertes de menores de 5 años.

“Pese a que la media del ritmo de descenso anual se ha acelerado, e incluso triplicado en algunos países, este progreso aún está lejos de alcanzar la meta mundial de la reducción de la mortalidad infantil en dos terceras partes para 2015”, aclaran las entidades internacionales.

En 2013 murieron 6,3 millones de niños y niñas menores de 5 años, en su mayor parte por causas prevenibles, cifra que representa un descenso de 200.000 muertes respecto a 2012, pero que, aun así, se sigue traduciendo en 17.000 muertes infantiles cada día.

Respecto a las cifras nacionales, el registro indica que Chile ha logrado una tasa de reducción anual de un 3,7% y reducción de 19 muertes por cada mil nacimientos en 1990 a 8 por cada mil en 2013.

CAUSAS DE MORTALIDAD

Según el informe internacional, las principales causas de muerte de menores de 5 años son las complicaciones derivadas del nacimiento prematuro (17%), la neumonía (15%), las complicaciones en el preparto y el alumbramiento (11%), la diarrea (9%), y el paludismo (7%).

"La subnutrición origina casi la mitad de todas las muertes de menores de 5 años", advierten. 

También se expone que en ocho de los 60 países designados como “países de mortalidad elevada” (países en los que se registran como mínimo 40 muertes de menores de 5 años por cada 1.000 nacidos vivos), han alcanzado ya, o incluso superado, la meta del ODM (una reducción del 67%).

Estos países son Malawi (72%), Bangladesh (71%), Liberia (71%), República Unida de Tanzanía (69%), Etiopía (69%), Timor-Leste (68%), Níger (68%) y Eritrea (67%).

En Asia oriental, América Latina y el Caribe y África del Norte ya han conseguido reducir su tasa de mortalidad de menores de 5 años en más de dos terceras partes desde 1990.

Si bien en África subsahariana las tasas de mortalidad de menores de 5 años se han reducido en un 48% “desde 1990, esta región continúa registrando el índice más elevado del mundo, con 92 muertes por cada 1.000 nacidos vivos, lo que representa casi 15 veces el promedio de los países de ingresos altos”, destaca el informe.

En otro escenario, los niños y niñas nacidos en Angola, país que presenta la tasa de mortalidad de menores de 5 años más elevada del mundo (167 muertes por cada 1.000 nacidos vivos), tienen 84 veces más probabilidades de morir antes de cumplir los 5 años que los que nacen en Luxemburgo, país que presenta la tasa más baja (2 muertes por cada 1.000).

Dentro de un mismo país son factores clave la riqueza relativa, el nivel educativo y la ubicación: el riesgo de un niño o niña de morir aumenta si nace en una zona rural remota, en un hogar pobre o de una madre que no ha recibido educación.

Lo más visto en T13