Movilh rechaza que Gobierno defienda actual versión de proyecto de ley antidiscriminación

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) repudió este martes que el Gobierno, a través del vocero Andrés Chadwick, sostuviera en relación a la norma antidiscriminatoria, que "tenemos un proyecto de ley que es bueno, que avanza".

Movilh rechaza que Gobierno defienda actual versión de proyecto de ley antidiscriminación
"El Gobierno está diciendo, en otras palabras, que le parece bueno un proyecto de ley que asocia en su artículo 2 a la diversidad sexual con delitos sexuales violentos, incestuosos y dirigidos a menores de edad, lo que nos parece impresentable y repudiable, en especial al considerar el compromiso antidiscriminatorio que en el discurso el Ejecutivo dice tener", sostuvo el Movilh.

El organismo sostuvo en un comunicado que "además al Gobierno le parece bien un proyecto sólo punitivo y no preventivo y que a la par no establece ningún tipo de indemnización para las víctimas de la discriminación que padecen daño moral y material por los atropellos. Visto así, la actual redacción del proyecto va contra el espíritu mismo del principio de la no discriminación".

Asimismo, lamentó "que inicialmente el Gobierno, en reunión que sostuvo el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter con nosotros y la familia Zamudio, se abriera a la posibilidad de perfeccionar la ley o al menos a no oponerse a ello, mientras que hoy las señales sólo indican que la prioridad del Ejecutivo es aprobar en breve el proyecto tal como está".

"Este tipo de vuelcos sin duda afectan la credibilidad del Ejecutivo, así como la relación transparente y dialogante con organizaciones sociales. El Gobierno no puede negarse de antemano a perfeccionar la ley, cerrándose a toda sugerencia para mejorarla. Esto es contrario al diálogo", añadió el organismo.

Además. el colectivo dijo que "este tipo de dichos afectan negativamente la calidad del debate en torno a la ley contra la discriminación, pues lejos de hacer de referencia a lo que estamos proponiendo para mejorarla se intenta, de alguna manera, desacreditar al emisario. Este tipo de dichos dañan las relaciones entre el Gobierno y la sociedad civil".

El organismo sostuvo además que "Chadwick pasa por alto que las indicaciones que estamos proponiendo, en ningún caso buscan una ley perfecta, y que además son el resultado del trabajo conjunto de decenas de organizaciones sociales, la mayoría de las cuales no son de diversidad sexual. Es el mundo social amplio el que está pidiendo cambios, que en ningún caso van en exclusivo beneficio de la diversidad sexual".(UPI)

Lo más visto en T13