¿Cómo se realiza el trámite de registro para trabajadores de casas particulares?

El 31 de marzo vence el plazo para la diligencia que busca proteger los derechos de quienes realizan estas labores.

¿Cómo se realiza el trámite de registro para trabajadores de casas particulares?

Que los empleados de casas particulares –tanto chilenos como extranjeros-, cuenten con derechos garantizados, es lo que busca la medida del gobierno. A través de un documento que se encuentra disponible en el sitio de la Dirección del Trabajo, quienes celebren un contrato de este tipo a partir del 1 de enero de 2015, tendrán que registrar las estipulaciones pactadas en el tratado. De igual forma, deberán hacerlo aquellos empleadores que actualicen estos contratos a partir de esa fecha.

Quienes no puedan realizar esta acción en línea, podrán hacerlo personalmente en la oficina de la Inspección del Trabajo más cercana a su domicilio, donde serán atendidos por un funcionario capacitado. En este caso, se debe presentar el contrato original celebrado con la trabajadora.

La exigencia forma parte de la Ley 20.786 que comenzó a regir el 1 de enero de este año y los empleadores tienen hasta el 31 de marzo para cumplir con la obligación del registro. 

Desde la Dirección del Trabajo, aseguran que a partir del primero de abril de 2015, se fiscalizará este escenario, para comenzar a multar a quienes no hayan realizado el trámite correspondiente

Sobre las características del contrato

La Ley sobre derechos para Trabajadoras y Trabajadores de Casa Particular, establece ciertas características que debe tener el acuerdo entre empleadores y empleados.

Lo principal, es que este debe ser escriturado por el contratante dentro de los 15 días siguientes a la incorporación del trabajador(a) a sus labores.

“Pasado este plazo, se multará al empleador(a) y se presumirá legalmente que son estipulaciones del contrato aquellas que declare el trabajador(a)”, aclara la normativa.

El contrato deberá ser firmado por ambas partes quedando un ejemplar para cada involucrado.

Los derechos 

La idea de la normativa, que ya cumple tres meses en “marcha blanca”, es –entre otras materias- normar las funciones que realicen los empleados de hogares, como por ejemplo cocinar, planchar, lavar, asear el hogar, cuidar los niños, etc.

Básicamente, se busca regular que los trabajadores en casas particulares, no estén obligados a realizar otras actividades, más allá de las que se establecen contractualmente.

Se establece también que el trabajador esté sujeto a jornadas establecidas de trabajo que sean claras, con horario de salida y entrada.

La Ley –entre otros puntos- indica que no se puede obligar a los empleados de casas particulares a vestir el uniforme de servicio en establecimientos públicos como parques, plazas, playas, restaurantes, hoteles, locales comerciales, clubes sociales y otros de similar naturaleza.

 

Ramón Ulloa explica los alcances de los nuevos contratos  

Lo más visto en T13