Cómo se destapó el caso de trata de personas en Bellavista

Tres coreanos y un chileno fueron detenidos por este hecho.

Crédito: T13
Cómo se destapó el caso de trata de personas en Bellavista

Esta madrugada fueron detenidos cuatro personas por presunta participación en una red de trata de personas. La investigación está a cargo del Fiscal adjunto de Pudahuel, Emiliano Arias, quien pidió que se llevara a cabo la diligencia porque de otra forma "su comparecencia puede verse demorada o dificultada". Esta es la trama de la investigación.

Los hechos previos

Primera denuncia

El 23 de octubre de 2014 los funcionarios de la Brigada Móvil Metropolitana de la PDI recibieron una denuncia de parte de un ciudadano que indicó que ciudadanas coreanas estaban siendo víctimas de trata de personas. En ese momento se contactó a la brigada especializada para iniciar una investigación conjunta con la policía local.

Las primeras diligencias llevaron a los investigadores al recinto ubicado en Antonia López de Bello Número 34, en Recoleta. Ahí constataron el arribo de 4 mujeres asiáticas al lugar a eso de las 21 horas.

La huida de la primera víctima

A pocos días de la primera diligencia, la PDI recibió un aviso de que cuatro mujeres intentarían huir de un departamento ubicado en Huechuraba. Apostados afuera del recinto vieron cómo sólo una logró su objetivo.

La víctima declaró a los investigadores que fue contactada en Seúl por un hombre que le ofreció un sueldo de US$ 15.000 por un mes. 

"El trabajo consistía en realizar sesiones de fotografía y desfiles en pasarela, modelando distintas marcas de ropa de origen coreano, serían sólo ocho sesiones, en ocho lugares distintos, durante el mes que trabajaría para él, los quince días restantes de mi viaje los usaría con fines turísticos", indicó.

Ya en Chile, la muchacha fue llevada al local de Antonia Lóez de Bello y ahí conoció a una mujer que le preguntó si tenía algún nombre de fantasía. Al obtener respuesta negativa fue bautizada como Sujung.

"Le pregunté qué sucedía, explicándole que yo venía a trabajar como modelo Chile, a lo que ella respondió ¡tú ahora trabajas aquí!. De inmediato, le exigí mi pasaporte de regreso y le manifesté que quería lo antes posible regresar a Corea, ya que lo que me habían ofrecido era muy diferente a lo que estaba sucediendo, pero la mujer me señaló que no sabía nada y que sería imposible para mi volver a Corea porque ella tenía en su poder mi pasaporte, agregando que debía trabajar al menos un mes ahí".

Declaración voluntaria

El 3 de noviembre de 2014 se presentó en la brigada un ciudadano coreano que en calidad de testigo dio declaración voluntaria. El declaró que el local era un karaoke en el que habían mujeres que acompañaban a los parroquianos, cantaban y bailaban.

"También era posible tener relaciones sexuales con las mujeres, situación que recuerdo en dos oportunidades “Madame” me ofreció, preguntándome directamente si yo quería tener relaciones sexuales con alguna de las mujeres del lugar, para esto sólo tenía que avisarle a ella, sin embargo yo nunca accedí a la oferta".

El hombre cuenta que iba al local dos o tres veces por semana hasta que se le indicó que tenía una deuda de $3 millones 900 mil.

"Desde aquel día, he recibido varios mensajes y llamados de parte de “Madame”, indicando que debería pagar dicho dinero.  En una de las ocasiones me envió un mensaje de texto un tal “Jaesung” de quien presumí fuera el administrador del karaoke, pues él también me señalaba que tenía que pagar dicho dinero, señalándome que si no cancelaba, harían públicas fotografías e información relativas a mi persona, lo que sería perjudicial para mi vida familiar y laboral”.

Los detenidos

En virtud de la investigación, Arias pidió la detención de cuatro personas que según un trabajo que incluyó escuchas telefónicas y agentes encubiertos estarían involucrados en la red de trata de blancas.

Sunjung Ku

Sindicada por los testigos como "la Madame", habría oficiado como "la regente" o administradora de los servicios investigados, incluídos algunos de índole sexual. Nació el 22 de junio de 1985 e ingresó al país como turista.

Kang Min Lee

Los testigos lo ubican como "Lee" y es “el dueño” del recinto ubicado en Antonia López de Bello Nº 34. Tiene cédula de identidad para extranjeros.

Jaesung Kim

Su fecha de ingreso al país coincide con Sunjung Ku. Su teléfono móvil está asociado a "Importadora de prendas de vestir ESSE Ltda". Donde es socio y administrador Kan Min Lee.

Carlos Orellana

Chileno. Según la declaración de la víctima que huyó del departamento en Huechuraba trabajaba como garzón y portero. 

Lo más visto en T13