Las 13 maniobras para socorrer a los niños tras accidentes

Desde la Cruz Roja, indicaron a T13.cl una serie de observaciones que pueden evitar un escenario trágico.

Las 13 maniobras para socorrer a los niños tras accidentes

Considerando que en Chile las lesiones por accidentes constituyen la tercera causa de muerte en la población general, pero representan la primera causa de muerte en los niños mayores de un año y condicionan frecuentemente secuelas físicas o psíquicas de diversa gravedad, en T13.cl consultamos a los expertos de la Cruz Roja respecto de las principales medidas que deben tomar en cuenta los padres, cuando llevan a sus hijos a la piscina.

Estas son 13 acciones para llevar a cabo en caso de atragantamiento del niño, de un golpe en su cabeza, de una quemadura, picadura y tantos otros accidentes.

1. Si cae a una piscina, nunca  lo dejes tendido o dentro de la piscina mientras vas en busca de ayuda. Es fundamental sacarlo lo más pronto posible, fijarse si respira, si hay latidos, actuar y luego activar los llamados de emergencia. 

2. Antes de llamar a una ambulancia, debes realizar las maniobras de reanimación para tener seguridad de que el niño esté respirando y con latidos. Luego debes acudir en busca de ayuda. Haz click aquí y obtén el detalle de estas maniobras.

3. Las maniobras de reanimación básica pueden aplicarse incluso con niños recién nacidos antes de que llegue una ambulancia. 

4. Atragantamientos: Esta es una importante causa de muerte en niños pequeños y para evitarlo es muy importante actuar rápido y estar entrenado. Los expertos recomiendan llamar rápidamente al 131 y explicar lo que está pasando, para que ellos envíen personal de emergencia a lugar del accidente.

Posteriormente es importante revisar la boca del pequeño y trata de  sacar con tu debo en forma de gancho el elemento atrapado en su garganta.

Si no puedes hacerlo, ponlo boca abajo sobre uno de tus brazos, apoyándote con una de tus piernas, y golpea con energía su espalda cinco veces, entre las escápulas.

Luego, gira al pequeño y comprime cinco veces su pecho, 5 x 5,  y esto repítelo hasta que expulse el cuerpo extraño que obstruye su vía aérea y llegue el especialista.

5. Reunir un kit básico de primeros auxilios: En lo ideal, este debe contener cuatro elementos principales: antisépticos, material de curación instrumental, elementos adicionales como una linterna, una radio a pilas, números de emergencia y medicamentos, todos indicados previamente por un médico. 

6. Quemaduras: Especialistas recomiendan limpiar la zona afectada con agua corriente y fría, ya que aparte de detener el proceso de lesión, logra aliviar el dolor producido por la temperatura. Evitar a toda costa, usar elementos como aceites, cremas y leche, ya que estos funcionan parcialmente por ser líquidos, pero a la larga, causan más daño.

7. Curar correctamente una herida: Mientras más simple sea la curación, mejor. Las heridas leves como raspaduras y pequeños cortes son fácilmente solucionables con agua y jabón, ya que al dejar correr el agua se limpia por arrastre y el jabón, por sus propiedades, evita la infección. El alcohol no sirve porque quema la herida y, por lo tanto, perjudica la lesión.

8. Golpes en la cabeza: La primera recomendación es observar. Antes te mover a un pequeño que sufrió un golpe en la cabeza, debes asegurarte que está consciente y orientado, luego de eso y ante cualquier cambio de humor, mareos, vómitos o comportamiento extraño, es recomendable recurrir a un servicio de urgencia.

9. Ingirió algo tóxico: Detectar, identificar y trasladar, son los tres pasos que pueden salvar la vida de un niño. Lo primordial es detectar los cambios que puede sufrir, si hay decaimiento, vómitos o convulsiones, luego para identificar puedes ver si hay olor a cloro en su boca o revisar si hay sobres de pastillas abiertas, y por último trasladarlo con este dato al servicio de urgencia.  

10. En casos de intoxicación no se debe provocar el vómito, ya que esto puede empeorar la situación, especialmente si las sustancias ingeridas eran químicas. En caso de generarse el vómito por sí solo, no debes evitarlo, solo acompañar al menor y luego trasladarlo a un servicio de urgencia.

11. Alergia a una picadura de abeja: Se recomienda raspar en vez de  apretar el aguijón para sacarlo, así evitas inyectar más veneno. Luego se debe aplicar frío en la zona y ante cualquier signo de alarma como, inflamación facial, dificultad respiratoria o mucho sueño, hay que dirigirse  a un servicio de urgencia.

12. Sangrado de nariz: Lo efectivo es apretar la fosa que sangra hacia el centro por cinco minutos y dejar al niño sentado e inclinado hacia adelante, no hacia atrás, para que no se trague la sangre. De esta forma se favorece la coagulación y es más cómodo para el niño, ya que podemos apoyar esto con paños fríos en la zona nasal y la frente.

13. Heridas y cortes: Se debe limpiar la zona con agua y jabón e intentar detener la hemorragia. En caso de que el corte sea grande o sangre mucho, acude a urgencia, siempre manteniendo presión en la zona de la herida para evitar que siga sangrando.

Lo más visto en T13